jueves, 18 de diciembre de 2014

Síndrome de "Cabeza hinchada". Qué opinan algunos profesionales sobre el tratamiento con inmersión en solución yodada.

Por: Bernardo Mejía Arango. M.V.Z.  M.Sc.
Fotografías e imágenes: Bernardo Mejía Arango. Protegidas por derechos de autor. Su uso o
                                        reproducción requiere autorización previa.

Imagen No. 1  Pollo de engorde de 36 días de edad, afectado por el "Síndrome de cabeza hinchada". La granja de donde proviene esta ave tiene 33.360 pollos de los cuales 12.100 están afectados. El color amarillento que presentan las plumas de la cabeza se debe a que ésta ave, al igual las cabezas de  demás aves  afectadas con cabeza hinchada, se sumergió  en una solución yodada. 

El 17 de junio de 2014 publiqué  el artículo "Síndrome de cabeza hinchada. Tratamiento con solución yodada, un mito? Una realidad?

Sumergir la cabeza de  las aves afectadas  con el  "Síndrome de cabeza hinchada" es una costumbre relativamente común, al menos en el área donde trabajo, el Valle del Cauca en el suroccidente  colombiano.

Como histopatólogo, veo  en los tejido observados al microscopio  el alcance de este estado infeccioso en el cual  suelen afectarse:
  1. El tejido subcutáneo de la porción dorsal de la cabeza.
  2. El tejido subcutáneo de la porción dorsal y ventral de la cabeza, incluyendo las barbillas.
  3. Ocasionalmente el tejido subcutáneo del cuello, además del de la cabeza.
  4. Los senos infraorbitarios.
  5. Los huesos de la cabeza.
  6. Todos los anteriores o la combinación de varios de ellos.
Se han aislado los siguientes agentes etiológicos, en orden de frecuencia:
  1. Escherichia coli
  2. Avibacterium paragallinarum
  3. Gallibacterium anatis
  4. Ornithobacteriun rhinotracheale
  5. Pseudomona spp.
  6. Se ha propuesto que el Metapneumovirus  aviar puede estar involucrado en este cuadro clínico. No se acostumbra investigar mediante alguna prueba complementaria la presencia de Metpneumovirus aviar en los casos de cabeza hinchada.
Imagen No. 2: corresponde a la cabeza del pollo que se observa en la imagen No.1. Se ha retirado la piel de la porción proximal del cuello y de una gran extensión de la porción dorsal de la cabeza. Se puede observar el exudado fibrinopurulento con algunas áreas de aspecto gelatinoso, en el tejido subcutáneo. Lo que planteo en el artículo  del 17 de junio de 2014  en este mismo blog, es que un desinfectante no puede llegar a los tejidos  de la dermis, menos a las áreas externas e internas de  los huesos del cráneo. 

Lo que mostré en el blog el 17 de junio de 2014, es que  existe la creencia de que  sumergir las cabezas de las aves afectadas con el síndrome de "Cabeza hinchada", alivia o mejora del todo el problema, de acuerdo con lo que he discutido con algunos Médicos Veterinarios cuyas granjas han estado afectadas por este problema. Igualmente  y desde mi punto de vista, no creo que una solución yodada pueda "combatir" el problema, cuando el tejido subcutáneo y tejidos ubicados más hacia el interior del cráneo como los huesos del mismo, están afectados:  sencillamente    la solución yodada no llega allá  y en caso de que lo hiciera, sería más el daño que causara. Los desinfectantes no están diseñados para actuar dentro de las estructuras de los tejidos animales como lo es el tejido conectivo subcutáneo y/o el tejido óseo.

Bueno, el asunto es que el artículo ha causado  bastante polémica y quiero dar a conocer qué opinan algunos profesionales al respecto.

  • Diego Pantoja. Médico Veterinario. especialista en Sanidad  Animal. Pasto, Nariño, Colombia: "Cuando me informaron del tratamiento y lo observé en granja, me cuestioné sobre su eficacia y me pregunté si por el contrario la tintura de yodo no irritaría aún mas un tejido de por sí ya muy afectado. Al estar tan difundida esta práctica trate de encontrar una explicación y pensé que probablemente la solución yodada retiraba el exceso de fluidos densos, detritus y en general limpiaba la superficie del tejido lesionado y esto a su tiempo coincidía con el transcurso de la enfermedad y su recuperación por la respuesta inmunitaria del ave y que tal vez la zona afectada mejoraba un poco en el aspecto externo pero no tenía nada que ver con la recuperación general de la enfermedad. Si la función de la solución yodada es simplemente limpiar la zona sería mejor la utilización de solución salina estéril, pero el síndrome de cabeza hinchada tiene implicaciones mas delicadas en su diagnóstico y tratamiento."
  • Julio César Busignani. Médico Veterinario. Santa helena, Paraná, Brasil. "no tengo ningún conocimiento acerca de este tratamiento, siendo un agente viral o Mycoplasma, la nebulización con desinfectante la base de monopersulfato (Virkon) sería una salida para disminuir la carga infecciosa del ambiente, pero su efecto seria paliativo.En cuanto a la solución yodada conozco tratamientos individuales en Las lesiones causadas por el virus de la viruela".

Imagen No. 3. Corresponde al mismo pollo de engorde que se presenta en la imagen No.1 Al igual que el tejido conectivo subcutáneo, los tejidos de la porción interior del  párpado se encuentran afectado por el proceso  inflamatorio de origen infeccioso. La hipótesis de que que una solución desinfectante no puede llegar a estos tejidos es  igualmente válida aquí. Por el contrario, sumergir la cabeza de un ave afectada con el síndrome de cabeza hinchada creo que provoca irritación de la conjuntiva ocular.
  • David Rodrigo Salcedo Mora. Médico Veterinario Zootecnista. Cali, Valle del Cauca, Colombia: "su explicación científica no deja dudas que el agente yodado no puede llegar a los sitios de infección, a uno como técnico de campo no deja de quedar con la duda, cuando se realiza esta práctica ya sea por aspersión o inmersión al inicio del brote, lo que uno observa es que se detiene la aparición de aves con proceso inflamatorio ( en algunos caso se añade formol a la mezcla, mas irritante !)se me ocurre decir; no será que el desinfectante disminuye la carga bacteriana y el ave con sus mecanismo de defensa controla mas fácil la infección ? de cualquier forma solo son resultados de campo sin ningún análisis estadístico valedero ! por mi parte la próxima vez que tenga la oportunidad dejare un grupo testigo".
  • Javier Ortiz Rodrigues. Médico Veterinario Zootecnista. Santa Cruz, El Beni, Bolivia: "en nuestro medio cuando se presente problemas de cabeza hinchada, aparte del tratamiento vía parenteral y vía oral. Se procede a fumigar el ambiente con productos yodados (yodigen 30 plus). Aquellas aves que están con procesos mas avanzados y que no están tomando agua ni comiendo, se procede a separarlos y sumergirlos prácticamente en estas soluciones yodados. En general mejoran y vuelven a la parvada. Lógicamente que también hay que mejorar el ambiente (calidad de cama, manejo de cortinas, etc.). Es una realidad, mas allá de lo académico".
  • Orlando Joaquín Fajardo Perera. Doctor en Ciencias Veterinarias. José E. Rodó, Soriano, Uruguay: "un tema muy interesante para debatir...estamos de acuerdo con que la solución yodada no alcanza los focos infecciosos ya generados, pero esta u otra solución desinfectante aplicada sobre el resto de las aves, disminuiría la carga de patógenos en los párpados susceptibles, y esto sumado a la desinfección ambiental, la buena ventilación y eliminación o segregación de enfermos para observar su evolución donde en algunos casos revierte, me parece son un conjunto de medidas a tener en cuenta.."
Imagen No. 4.  Corresponde  a un corte sagital del cráneo del pollo que se presenta en la  imagen No. 1. Las flechas señalan algunas de las áreas  en las cuales el material  purulento (Y algunas veces ya caseificado), se observa entre los espacios dejados por las espículas óseas. Hasta esas áreas no llega ningún desinfectante.
  • Mireya Caicedo. Zootecnista. Pasto, Nariño, Colombia: "Aunque no existan estudios científicos sobre cual es en si el efecto terapéutico del yodo en la aparición del síndrome de cabeza hinchada, es una práctica muy común y que ha permitido que las aves afectadas mejoren su condición y no depriman en su totalidad su consumo, también una actividad complementaria a la inmersión en solución yodada es la separación de las aves enfermas en un "hospital" para recuperar este grupo de aves evitando así que se aumente la mortalidad".
  • Daniel Diaz Castro. Médico Veterinario, Lima, Lima, Perú: " la solución yodada no puede llegar a las zonas afectadas del cráneo; pero esta práctica tiene un trasfondo, es limpiar las partes del tejido afectadas y el yodo al ser irritante favorece la liberación de agentes quimiotácticos para su llegada a la zona afectada o a las zonas afectadas como las de los huesos de la cabeza. Al ser un síndrome multifactorial, se debe de actuar de la misma forma, controlando los agentes infecciosos secundarios, si es necesario inyectar con antibióticos a las aves afectadas, pulverizar con soluciones desinfectantes como FENOLADOS o Glutaraldehído + Amonio cuaternario y medicar antibióticos de por la vía oral mas rápida (agua) junto con algún inmunomodulador, además de mejorar el ambiente de las aves (densidad, ventilación, etc)".
  • Luis Eduardo Miranda Obando. Médico Veterinario, Lima, Lima, Perú: "Normalmente para el control del Metapneumovirus aviar (Síndrome de cabeza hinchada) se utilizan vacunas activas para las afecciones en Broiler (subtipo A y B) e inactivadas para aves de postura. Los resultados son muy buenos en el control de esta enfermedad, es importante ver y conocer según las serologías que se realicen, que este virus se exacerba cuando existe otras enfermedades respiratorias como: Bronquitis infecciosa o Coriza.; así como también se mencionan los aspectos de manejo: alta densidad, falta de ventilación y temperaturas altas de la temporada. Es muy importante determinar si la "Cabeza hinchada" es por un problema de manejo o una infección viral, si el problema es manejo es completamente superable, pero en el caso viral se tendría que acompañar con el uso de antibióticos (para el control de los agentes secundarios y los pollos no se encuentren vacunados) . La mortalidad por el Metaneumovirus Aviar es baja 2 - 3% pero cuando se encuentran presentes otros agentes secundarios puede llegar a mas del 10%".
Imagen No. 5. Este pollo de engorde tiene 17 días de edad.  proviene de una granja que tiene 91.000 aves de las cuales se encuentran 35.000 enfermas. El síndrome de cabeza hinchada es un tema que preocupa cada día más, debido al incremento en la frecuencia y a que cada vez se presenta en aves más jóvenes. Ahora mismo tengo casos  en aves hasta de 12 días. Algo debe estar favoreciendo la presentación de los casos  a edades cada vez más tempranas. El la fotografía de la derecha se observa el proceso infeccioso  en la parte  posterior-lateral derecha del cráneo la cual corresponde al arco superciliar. Una de las hipótesis  que  tenemos actualmente es que el estado infeccioso puede penetrar por la conjuntiva ocular y de allí invadir otros tejidos de la cabeza.
  • Benajamín Barrientos Rangel. Médico Veterinario Zootecnista. Apodaca, Nuevo León, México: "En definitiva el baño con solución de yodo NO PUEDE curar el SCH, junto con las aspersiones de SANITIZANTES en aves, paredes y equipos, al igual que el manejo de ventilación y temperatura pueden ayudar a reducir la carga microbiana en el ambiente que junto con la elección de un tratamiento adecuado con antibióticos, desinflamatorios y espectorantes. Es la misma situación con los que aplican ácidos orgánicos en agua o alimento para tratar las micotoxicosis, es importante estos foros para eliminar este tipo de ideas y darle sustento a nuestras acciones técnicas".
  • Ana Lucía López. Zootecnista, Especialista en Avicultura.  Cali, Valle del Cauca, Colombia: "son prácticas muy usuales la de la inmersión con solución de yodo para el tratamiento de cabeza hinchada pero en mi ejercicio profesional esta práctica no me funcionó, pienso que un desinfectante por mas poderoso que sea no llega a cumplir con estas expectativas, así que apelemos a una solución desde el inicio, y me refiero a buenas practicas avícolas en especial un buen programa de limpieza y desinfección y bioseguridad".
  • Julio Hernan Carrasco Aguirre. Biólogo Pesquero. Trujillo, San Martín, Perú: "Los criadores nos complicamos, no únicamente con la hinchazón de la cabeza, sino también con las enfermedades producidas por virus y bacterias, simplemente porque no realizamos un buen trabajo de bioseguridad.
    Respecto al tratamiento de la cabeza hinchada, creo que el tratamiento debe ser a nivel sanguíneo".
  • Carlos Vasquez. Médico Veterinario. Lima, Arequipa, Perú: "La afectación de las aves con El síndrome de cabeza hinchada, (SCH) bajo condiciones de laboratorio, la morbilidad es transitoria en tanto que generalmente no hay mortalidad o muy baja. 

    Cuando se presenta en el galpón la afección es de un porcentaje que puede ser variable. En estos casos lo primero que hay que hacer es revisar los factores que lo ocasionaron; generalmente son factores medioambientales con el amoniaco, polvo, stress de sobre población, gases tóxicos, humedad excesiva de la cama entre otros; los virus de SCH generalmente están presentes en el medio ambiente y son los factores nombrados los que exacerban la presentación de este síndrome, los cuales a la exposición natural de patógenos como la colibacilosis y otras bacterias es lo que generará la mortalidad a posterior. 

    Las medidas que están más cercanas al éxito, siempre y cuando se traten de poblaciones menores o baja afectación en el galpón; primero corregir el tema medioambiental de las aves; luego separar la aves con SCH e individualmente aplicar un antibiótico de vía subcutánea LA; fumigación con un desinfectante tipo peróxido de hidrógeno, amonio cuaternario o el mismo yodóforo a dilución prescrita según el fabricante; el problema es la sobredosificación de los desinfectantes, la que puede causar irritación local de la conjuntiva.
          Es deseable hacer diagnóstico diferencial con otras enfermedades bacterianas"
Imagen No. 6.  Cortes de hueso de una gallina de 45 semanas de edad afectada con síndrome de cabeza hinchada. Dentro de los espacios dejados por las espículas óseas se observa un estado inflamatorio crónico granulomatoso. La flecha señala un área  ampliada en un recuadro en el que se pueden ver los detalles histológicos de un granuloma piógeno. 
  • Víctor Otoya Zapoata. Médico Vetrinario. Piura, Piura, Perú: Luego de las apreciaciones expuestas,se me ocurre, que en forma práctica, frente de SCH se fumigará los galpones a cortinas levantadas, con soluciones YODÓFORAS, no yodadas (Por las ventajas conocidas), sobre las aves involucrando el medio ambiente del galpón para disminuir la carga bacteriana. Asimismo, ofrecer solución oral de yodoforo a dosis terapéuticas y complementar con antibióticos y vitaminas. solo si es necesario
    No descuidemos la Bioseguridad."
  • Criando Gallinas. Especialista en Avicultura Ecológica. Mérida, Yucatán, México: "A mi me ha funcionado el machacado de unas flores y hojas de una planta silvestre de mi región....finalmente todas las megaexplotaciones tienen muchos retos por vivir! Hay que tomar conciencia como mencionan de la Bioseguridad".
  • Jose Manuel Arce Licona. Médico Veterinario Zootecnista.  Corregidora, Queretaro de Arteaga, Mexico: "Normalmente se me han presentado casos de cabeza hinchada, durante algún proceso respiratorio, ya sea de origen viral o bacteriano. Utilizo una antibioterapia de acuerdo con el cuadro de medicamentos en esa época y junto a esto la utilización de un producto a base de yodo que viene combinado con expectorantes, y cede en 4 o 5 días. En ocasiones se presenta en pollo de engorda cercano a su salida al mercado y solamente en agua de bebida este expectorante a base de yodo, lo que en ocasiones disminuye el problema con poca mortalidad. Solo he visto un cuadro muy agresivo con exudado caseoso, inclusive dentro de la cavidad craneal, con mortalidades superiores al 0.5 %, aquí empleamos un tratamiento a base de Enrofloxacina a razón de 30 mg por kg de peso durante 6 días, mas el yodo expectorante".

CUÁL ES SU CONCEPTO?