viernes, 4 de abril de 2014

Aerosaculitis granulomatosas (Micóticas). Cuando son, cuando no son.

Por. Bernardo Mejía Arango.  M.V.Z.  M.Sc.
Fotografías e imágenes: Bernardo Mejía Arango, M.V.Z.  M.Sc. Protegidas por derechos de autor. Su uso o reproducción requiere autorización previa.
Créditos:  Necropsias: Bernardo Mejía Arango, M.V.Z., M.Sc.;  Luis Buitrago M., M.V.Z.; Juan S. Alvear A., M.V.Z.
              Cultivos microbiológicos:  Mayra Alejandra Chaparro G., Bacterióloga;  Gloria Inés Sánchez Londoño, Bacterióloga.
              Luisa Catalina Gurtado G., Bacterióloga.

CUANDO SON

Las aerosaculitis son bastante frecuentes en las explotaciones avícolas  comerciales.   Las aerosaculitis con presencia de granulomas  son igualmente frecuentes. En la práctica, he visto  que con frecuencia se diagnostican, por el aspecto macroscópico, como aerosaculitis micóticas lesiones que en realidad no lo son, simplemente porque lo que se aprecia son acúmulos de material caseoso propio de una inflamación crónica en la que el material fibrinopurulento se deshidrata paulatinamente. El propósito de este artículo es ilustrar  sobre las aerosaculitis  con presencia de granulomas (Micóticas) y diferenciarlas de las que no lo son.

Imagen No 1. Aerosaculitis granulomatosa (Micótica). Constituye un hallazgo incidental en una ponedora comercial de 20 semanas de edad. La lesión se encontró en un ave de un grupo de 5, las cuales fueron remitidas al laboratorio de diagnóstico por presentar (Según la historia remitida) "hinchazón" facial, secreción mucosa nasal y decaimiento. Número de aves en la granja: 24.000; número de aves enfermas: 8.000; número de aves muertas: 18.

El 29 de diciembre de 2011 se publicó en este mismo blog un artículo denominado "Micosis pulmonares y de sacos aéreos, también son micotoxicosis". El artículo está enfocado en mostrar las lesiones macro y microscópicas de infecciones  micóticas al igual que en la producción de gliotoxina y la capacidad  que esta toxina tiene de inducir inmunodepresión y facilitar la acción de otros agentes patógenos entre ellos Mycoplasma gallisepticum y Escherichia coli.

Imagen No. 2. Aerosaculitis granulomatosa. Se observa en el área central de la fotografía un granuloma que crece en saco aéreo y el cual deja salir material caseoso de su porción central; es evidente la inflamación del saco aéreo con material fibrinopurulento; se observa la vascularización capilar como parte de la respuesta inflamatoria activa. La fotografía fue tomada en un pollo de engorde de 34 días de edad, proveniente de una granja con 34.600 aves de las cuales se reportaron 8.000 enfermas con síntomas respiratorios y 780 aves muertas en el momento de enviar las aves al Laboratorio de diagnóstico.

Creo que primero hay que establecer el concepto de granuloma. En medicina, un granuloma es una masa más o menos esférica de células del sistema inmunológico, el cual se forma cuando dicho sistema inmunológico trata de  aislar sustancias o elementos que ha sido incapaz de eliminar, lo que se explica porque  al fracasar la fagocitosis de  un cuerpo extraño, se activan los linfocitos T, que a su vez activan los macrófagos, que son los principales componentes de un granuloma.
 http://es.wikipedia.org/wiki/Granuloma

Imagen No. 3.  Corte  y coloración de un granuloma proveniente de un saco aéreo de un pollo de engorde de 19 días de edad, perteneciente a una granja de 7.600 de  las cuales  300 tenían síntomas respiratorios; en el momento de remisión de las aves enfermas para diagnóstico de necropsia y complementarios, 200 aves habían muerto. Además de infección de los sacos aéreos con Escherichia coli, se observaron ocasionalmente granulomas micóticos como el que corresponde a las dos fotografías. El corte está coloreado con Hematoxilina-Eosina (40X y 100X respectivamente).

A los macrófagos que intervienen en la formación de un granuloma se les denomina "epitelioides" porque tienen cierto parecido con células epiteliales. Estos macrófagos o células epitelioides se diferencian de otros macrófagos porque tienen un núcleo más grande  y porque se tiñen más intensamente con  eosina. Las  porciones centrales o matriz de los granulomas pueden tener linfocitos, células de pus (Piocitos), célula gigantes y el agente etiológico que para el caso que nos ocupa, son forma evolutivas de hongos.

Imagen No. 4. Corresponde al corte histológico de un granuloma de saco aéreo de un  pollo de engorde de 31 días de edad, procedente de una granja con 55.100 aves de las cuales todas estaban enfermas con síntomas respiratorios y de las cuales 1.815 habían muerto cuando se recurrió al Laboratorio para establecer un diagnóstico.  Las aves de esta granja tenían un historial temprano de micosis pulmonar y de sacos aéreos  e infecciones con Avibacterium paragallinarum, Gallibacterium anatis y Escherichia coli.

Revisando aquí y allá, encontré la siguiente definición en el Atlas de Histopatología de  los doctores Clara Milikowski e Irwin Berman. (De los departamentos de Patologia y de Anatomía y Biología Celular, respectivamente) de la Escuela de Medicina de la Univeridad de Miami (Marbán Libros, 2001, Madrid, España, pagina 17): "un granuloma se caracteriza por una colección de macrófagos epiteliales con un abundante citoplasma eosinofílico pálido y bordes celulares irreconocibles rodeados por un aro de linfocitos".

Sobra decir que este tipo de granuloma es  circular (Puede existir un  granuloma lineal como el  que se produce en el intestino de algunos mamíferos que sufren de paratuberculosis).

Imagen No. 5   granulomas en sacos aéreos en un pollo de engorde de 30 días de edad, proveniente de una granja con 86.200 aves, 46.400 de las cuales enfermaron principalmente por problemas locomotores. Cinco aves fueron remitidas para  diagnostico de necropsia y  exámenes complementarios; el diagnóstico de los problemas locomotores fue rotación  de la tibia y discondroplasia de la tibia. El hallazgo de granulomas en sacos aéreos suele ser un problema incidental pero con frecuencia se asocia con infecciones con agentes patógenos como Mycoplasma gallisepticum y/o Escherichia coli como los más frecuentes. El estudio histopatológico de uno de estos granulomas se muestra en la imagen siguiente (No. 6).

Como lo mencioné en el artículo publicado en este blog el 29 de diciembre de 2011, a la emisión de diagnósticos de necropsia indicando la presencia de aerosaculitis granulomatosa (Micótica), no se les ha dado la importancia que merecen.

Imagen No. 6  Se muestran  en forma gradual los cortes histológicos coloreados con Hematoxilina-Eosina (4X, 10X, 40X y 100X), de uno de los granulomas de la imagen No. 5. En la fotografía de la derecha (Que corresponde a una ampliación del recuadro en rojo de la fotografía inmediatamente anterior), se pueden observar estructuras o formas evolutivas tabicadas correspondientes a hifas. El aislamiento microbiológico correspondió a Aspergillus fumigatus (Aerosaculitis micótica). Normalmente se hacen coloraciones especiales para poder visualizar los hongos en algunos cortes histológicos, pero con frecuencia se pueden visualizar con coloraciones normales (Hematoxilina-Eosina), como en este caso. No obstante se hizo una coloración especial, la cual se puede observar en la siguiente imagen (No. 7).

El hecho de encontrar  aerosaculitis micótica tiene las siguientes implicaciones:
  • Que el hongo está creciendo en el tejido y que está sintetizando y liberando al medio compuestos químicos que favorecen la continuidad del crecimiento del hongo; al menos una de esas toxinas es inmunodepresora, la gliotoxina.
  • Que la síntesis y liberación de compuestos químicos como la gliotoxina, están favoreciendo la invasión del órgano donde se encuentra el granuloma micótico, con una serie de agentes patógenos secundarios posteriores a la micosis misma, muchos de ellos de mucha  importancia en patología aviar.
  • Que muy probablemente las aves afectadas viven en ambientes ricos en hongos de los cuales es quizá la cama la más importante.

Imagen No. 7    Coloración de Grocott del corte histológico de uno de los granulomas que se muestran en la imagen No. 5; en  Las coloraciones especiales tienen mucha utilidad cuando las estructuras micóticas no se pueden visualizar con las coloraciones normales (Hematoxilina-Eosina). La plata metanamina de Grocott es un método de tinción especial más empleado para hongos. La reacción tintorial está basada en que, en presencia de ácido peryodico, los polisacáridos de la pared celular de los hongos son oxidados a aldehidos; éstos a su vez, reducen el complejo nitrato-plata metenamina  produciendo una coloración de café a negra en las estructurasmicóticas debido al depósito de plata reducida en los lugares de localización de los aldehídos; el fondo es de color verde.
http://es.wikipedia.org/wiki/Plata_metanamina_de_Gomori


Lo escrito en el anterior párrafo se  comprueba por el hecho de que las infecciones de los sacos aéreos con granulomas micóticos, casi nunca están solas, especialmente infecciones de sacos aéreos con Eschericia coli. La gliotoxina tiene la capacidad de inhibir algunas funciones de células del sistema inmunológico.

Imagen No. 8  Se  muestran granulomas en sacos aéreos así: 

Izquierda:  saco aéreo de  polla de levante para ponedora de 17 semanas de edad procedente de una granja con 130.000 aves  de las cuales se reportan 65.000 enfermas; el examen de necropsia y complementarios concluyó que era una infección con Avibacterium paragallinanrum (Coriza infecciosa).

Centro: granuloma en saco aéreo de pollo de engorde de 17 días de edad, de una granja de 70.700 aves de las cuales enfermaron todas y habían muerto 1.259 cuando se remitió la muestra al laboratorio de diagnóstico; el Médico Veterinario remitente reporta ruido respiratorio; a la necropsia se observó  aerosaculitis de aspecto espumoso (Probable infección com Mycoplasma gallisepticum-Eschercichia coli) y ocasionales granulomas en sacos aéreos como en que se muestra en la fotografía del centro.

Derecha:  Granuloma en saco aéreo en un pollo de 19 días de edad. Cinco aves fueron remitidas para diagnóstico de necropsia  y exámenes complementarios debido a que en la granja (22.400 aves) de donde provenían se reportaron todas enfermas con síndrome de cabeza hinchada, ruidos respiratorios y letargia). Este hallazgo como muchos otros de aerosaculitis con presencia de granulomas es eventual en el momento de la necropsia. 

Imagen No. 9. Se muestran aerosaculitis granulomatosa y granulomas en sacos aéreos así:

Izquierda:  saco aéreo de pollo de engorde de 14 días de edad perteneciente a una granja con 92.700 aves de las cuales 80.000 se reportaron enfermas y cuyo síntoma era disnea. El Médico Veterinario remitente indica en el protocolo de remisión de muestras, que no ha encontrado "nódulos de Aspergillus"; a la necropsia de encontraron varios de las aves con aerosaculitis granulomatosa, lo cual no coincide con lo descrito en el protocolo.

Centro: granuloma en saco aéreo de un pollo de 10 días de edad, proveniente de una granja de 34.700 aves de las cuales se reportaron  8.670 enfermas y 1.900 muertas. Aves de esta granja fueron enviadas para diagnóstico de necropsia y exámenes complementarios por presentar depresión y aumento súbito de la mortalidad.

Derecha:  saco aéreo de pollo de engorde de 28 días de edad procedente de una granja con 60.000 aves, todas se reportan enfermas: presentaron ruido respiratorio, síndrome de cabeza hinchada; el Médico Veterinario remitente  dice en el protocolo de envío de muestras, que  en las necropsias hechas en la granja observó aerosaculitis de aspecto espumoso. Cinco aves fueron remitidas para diagnóstico de necropsia y exámenes complementarios encontrándose en las necropsias realizadas en el laboratorio, además de las lesiones propias del "síndrome de cabeza hinchada", aerosaculitis con presencia de granulomas frecuentes. 

Muchos de los casos de enfermedad respiratoria evaluados en el laboratorio, indican que las aerosaculitis  son reportadas por los Médicos Veterinarios de campo, pero en muchos de ellos hay una falencia en el sentido de que no identifican bien los granulomas que les  permitan clasificar las aerosaculitis como granulomatosas o micóticas. Algunos de los casos reportados como aerosaculitis micóticas no lo son en realidad. La segunda parte  en este artículo, más abajo, ayuda a identificar cuádo no lo son.

Es importante evaluar la frecuencia de aerosaculitis con presencia de granulomas debido a que pueden estar reflejando un alto grado de  contaminación del medio ambiente y ocasionalmente inmunodepresión. Los hongos ubicados en estos granulomas favorecen la diseminación de infecciones debido a la acción de los compuestos que sintetizan (Entre ellos la gliotoxina) y liberan al medio donde  están ubicados, los que actúan sobre diferentes frentes en el sistema inmunológico.


Imagen No. 10. Aerosaculitis granulomatosa en  pollos de 10 días de edad. La granja de donde provienen estas aves tiene 5.000 aves de las cuales 600 estaban enfermas y 237 muertas; el profesional quien remitió 5  pollos al laboratorio de diagnóstico, indica en el protocolo de remisión de muestras, que las aves enfermas presentan disnea y que en las necropsias hechas en la granja encontró aerosaculitis atribuible a infección con Escherichia coli pero que igualmente los sacos aéreos afectados tenían "lesiones compatibles con aspergilosis".

Este es uno de los casos en que el diagnóstico presuntivo es certero  y efectivamente, además de las lesiones en necropsia,  la evaluación histopatológica demostró que todos los pulmones evaluados tenían  granulomas con presencia de formas evolutivas de hongos. De los granulomas de sacos aéreos se aisló Aspergillus fumigatus.


Imagen No. 11. Masa de aspecto cavernoso encontrada en la cavidad toracoabdominal de una pollita de 10 semanas de edad; se clasificó como aspergiloma.  En la secuencia fotográfica se puede ver la presencia de una colonia en crecimiento de un hongo dentro del aspergiloma, se aprecia como material de aspecto "de algodón" (Mejor visualizable en la fotografía de la derecha). De ese material se tomó una muestra y se examinó al microscopio utilizando azul de lactofenol (Figura No. 13).

Aspergilomas: Consisten en granulomas
 que contienen acúmulos del hongo.(http://es.wikipedia.org/wiki/Aspergilosis)Es una masa causada por una infección micótica(http://trihealth.adam.com/content.aspx?productId=118&pid=5&gid=000127)

El interior de esta masa cavernosa, estaba tapizado por una colonia de hongos en pleno estado de esporulación; el examen directo de una muestra de la colonia al microscopio utilizando azul de lactofenol, demostró hongos con morfología de Aspergillus  (ver imágen No. 13)



La masa de aspecto cavernoso que se observa en la secuencia fotográfica, se encontró en una polla de levante para ponedora comercial, de 10 semanas de edad, procedente de una granja de 200.000 aves  de varias edades. El lote donde se registraron aves enfermas tenía 34.000 aves de las cuales se reportaron 24.000 enfermas y 3.000 muertas. El Médico veterinario remitente indica en la historia, que las aves presentaban problemas respiratorios, decaimiento y disminución del consumo de alimento. 7 aves fueron enviadas al al laboratorio de diagnóstico para examen de necropsia y complementarios

Cuando las aves remitidas  fueron examinadas,  observamos que tenían síntomas nerviosos; por histopatología se describieron  lesiones de encefalomielitis viral y lesiones en las bolsa de Fabricio que indicaban que las aves  habían padecido de enfermedad de Gumboro.

Imagen No. 12  Cortes histológicos seriados coloreados con Hematoxilina-Eosina (4X, 10X, 40X y 100X respectivamente), de la pared del aspergiloma que se muestra en la figura No. 11. La fotografía de la derecha permite visualizar las hifas en el material tisular e inflamatorio de la pared del aspergiloma, no obstante que la coloración empleada es Hematoxilina-Eosina

Imagen No. 13  Formas evolutivas del hongo Aspergillus spp. vistas al exámen directo al microscopio (40X y 100X respectivamente) de material tomado del aspergiloma que  se muestra en la imagen No. 11, utilizando azul de lactofenol para su visualización.


CUANDO NO SON

Cuando se produce un estado inflamatorio de los sacos aéreos, estos responden al igual que otros órganos, con la llegada de células y líquidos (Células y anticuerpos), todo regulado y mediano por mecanismos del sistema inmunológico.

Mucho del material proteináceo que forma parte de los componentes adquiere coloración amarilla, se deshidrata paulatinamente y forma masas de aspecto caseoso (Parecidas a ciertos tipos de queso). En muchas  ocasiones se ha discutido entre los Médicos Veterinarios tanto asistentes técnicos como laboratoristas quienes trabajan en patología aviar, si esos acúmulos de forma irregular y de diferentes tamaños corresponden a granulomas. Durante algún tiempo estuve haciendo cortes de estas masas y coloreándolas con Hematoxilina-Eosina y coloraciones especiales para detectar formas evolutivas de hongos, sin resultados positivos.

Imagen No. 14.  Izquierda:  aerosaculitis crónica de tipo fibrinopurulento. El material fibrinopurulnto que se genera como parte de la respuesta inflamatoria, se acumula paulatinamente y ve formando acúmulos los cuales se deshidratan y  van formando esas masas amarillas que se observan en los círculos rojos. Estos no son granulomas; la aerosaculitis puede clasificarse como fibrinopurulenta pero no como granulomatosa.

La fotografía de la izquierda corresponde a saco aéreo de  un pollo de engorde de 31 días de edad, procedente de una granja con 55.000 aves; el Médico Veterinario responsable de la granja informa que todas las aves están enfermas y que el considera que hay una infección combinada con Avibacterium paragallinarum y Escherichia coli, probablemente observó "sindrome de cabeza hinchada" con inflamación aguda de senos infraorbitarios; efectivemente se aislaron Avibacterium paragallinanrum y Escherichia coli de senos, esta última igualmente de los sacos aéreos afectados.

Es importante hacer énfasis en que  estas masas amarillentas de material caseoso vienen siendo diagnósticadas tanto en granjas como en algunos laboratorios como granulomas micóticos, lo cual no es cierto.

Derecha:  aerosaculitis fibrinopurulenta; pollo de 32 días de edad perteneciente a una granja con 48.900 aves de las cuales todas estaban afectadas con problemas respiratorio ("Ruido respiratorio"). En el examen de necropsia en el  laboratorio de diagnóstico se observó que todas las aves evaluadas tenías inflamación fibrinopurulenta  en general de serosas: pericardio, pleura, peritoneo, además de los sacos aéreos. Esta lesión no debe ser catalogada como una aerosaculitis granulomatosa puesto que no hay granulomas, menos decir que son de etiología micótica porque en el momento  de revisar las aves no se observaron formas evolutivas de hongos. Algunos Médicos Veterinarios afirman que estas aerosaculitis tuvieron un origen micótico, lo cual no es demostrable en el momento de realizar la necropsia, sencillamente porque los granulomas no están.

En muchas ocasiones hemos  preparado este material de aspecto caseoso y le hemos hecho cortes y coloreado con Hematoxilina- Eosina. Las imágenes al microscopio nada tienen que ver con granulomas pues no tienen los componentes que se requieren para catalogarlos como granulomas. Simplemente son masas de material proteináceo con presencia de células inflamatorias, principalmente piocitos, detritus celulares, a veces con colonias de bacterias.

Imagen No. 15  Aerosaculitis  fibrinopurulenta  con acúmulos de material caseoso que no corresponden a granulomas. Las fotografías  fueron tomadas en pollos de  40 días de edad, de un grupo de cinco remitidos para diagnóstico de necropsia y exámenes complementarios; el Médico Veterinario quien remitió las aves al laboratorio de diagnóstico indicó que sospechaba de laringotraqueitis viral. Al examen de necropsia (Y la evaluación histopatológica) de las 5 aves enviadas al laboratorio permitió descartar laringotraqueitis; se obervaron lesiones de enfermedad de Gumboro; todas las aves tenía inflamación fibrinopurulenta en sacos aéreos, con acúmulos de material caseoso como los que se aprecian en las dos fotografías (Círculos rojos).

Imagen No. 16 Depósitos de material caseoso (Que no son granulomas)  sobre la pleura y en sacos aéreos. Las fotografías corresponden al mismo caso que se presenta en  la  imagen anterior (No. 14).

En conclusión:
  1. Existe la falsa creencia entre muchos profesionales que hacen  diagnóstico aviar a nivel de campo y aún de algunos laboratorios, de que las masas de material caseoso que se observan en casos de aerosaculitis y aún depoliserositis fibrinopurulentas con cierto grado de cronicidad correspondan a granulomas y que estos sonde origen micótico.
  2. Como consecuencia, existe la falsa tendencia a clasificar estas aerosaculitis como "aerosaculitis micótica". Tanto los cultivos microbiológicos como los cortes coloreados con Hematoxilina-Eosina de estas masas, no revelan ni lapresencia del hongo (Cultivo) ni la morfología de un granuloma (Histopatología).
  3. Es conveniente practicar el reconocimiento de granulomas  es sacos aéreos y dejar la costumbre de clasificar como micótico, algo que no lo es.
CUÁL   ES  SU CONCEPTO?