jueves, 8 de marzo de 2012

Osteocondrosis. La más frecuente de las osteodisplasias.


Osteocondrosis (Ruptura de la cabeza del femur). Las imágenes corresponden a aves de varias edades
Por: Bernardo Mejía Arango M.V.Z. M.Sc.
Fotografías: Bernardo Mejía Arango. M.V.Z.  M.Sc. Protegidas por derechos de autor. Cualquier uso o reproducción debe contar con autorización.


Osteocondrosis, en términos generales y para todas las especies, se refiere a una gran variedad de lesiones esqueléticas. Afecta a los animales sometidos a una rata de crecmiento rápida.Por esta razón, el pollo de engorde ocupa el primer lugar en frecuencia de presentación.

Osteocondrosis. Pollo  de engorde de 40 días de edad.  En la imagen de la derecha se observa la posición de "sentado",  sobre la articulación  del tibiotarso, lo cual conduce a lesiones cutáneas en la articulación (Imagen del centro), a partir de allí, se pueden generar estados infecciosos articulares. La imagen de la derecha corresponde al desprendimiento de la cabeza del femur del ave que está a la izquierda.

Las imagenes presentan dos procesos infecciosos en articulaciones del  tibiotarso de aves que padecían osteocondrosis. Los estados infecciosos articulares son comunes y pueden ser una complicación que se presenta por causa de las posiciones que asumen las aves afectadas con osteodisplasias dentro de las cuales está la osteocondrosis.

En aves, la osteocondrosis corresponde  a  una falla en la osificación endocondral del cartílago articular epifiseal. Dicha falla provoca un engrosamiento y retención del cartílago (Diferente de la discondroplasia); hay necrosis basal, daño del  hueso subcondral, el cual se puede evidenciar bajo  cuatro condiciones:
-       Cuando las aves están en el galpón y no son molestadas, raras veces sufren fracturas de la cabeza del fémur, sin embargo con la ganancia de peso a medida que transcurre el tiempo el animal puede sufrir la afección  y claudicar.
-       En el proceso de atrape y recolección de las aves para ser llevadas a la planta de sacrificio: la articulación coxofemoral sufre luxaciones, fracturas o desmoronamiento de la epífisis del fémur, hemorragias subcutáneas y en masas musculares adyacentes a la región proximal del fémur;  los “muslos” pueden ser decomisados en la planta de sacrificio, debido al mal aspecto que presentan por causa de  las hemorragias.
-       En el momento de la necropsia, al hacer la tracción lateral de las extremidades pélvicas,  no se produce una luxación; en cambio se genera un fractura del fémur por debajo de la cabeza del mismo o el cartílago articular se desprende.
-       En la planta de proceso durante el sacrificio y faenado de las canales.

Imagen de la cabeza del femur normal. Si el proceso de mineralización ósea es normal en el ave,  la cabeza del femur debe salir de la cavidad que la contiene, cuando se luxa la articulación coxofemoral en el proceso de necropsia.
                   
A diferencia de lo que sucede en la discondroplasia en la cual el cartílago inmaduro se agrega paulatinamente a manera de placa y se proyecta como una masa de aspecto blanco hacia  la diáfisis, en la osteocondrosis existe una falta de mineralización de la matriz cartilaginosa epifisiaria, no hay osificación endocondral.
En las aves, a la osteocondrosis se le denomina   necrosis de la  cabeza del fémur, la cual no es exactamente una necrosis. En términos generales, con la palabra osteocondrosis se  hace referencia a una gran variedadd de procesos degerativas de los fibrocartilagos de las vertebras cervicales  y/o torácicas, pero igualmente se aplica  para la necrosis del cartílago de la cabeza del femur o a las alteraciones en el proceso de mineralización.
La necrosis de la cabeza del fémur (degeneración, e incluso el desprendimiento de la cabeza del fémur) ha sido atribuida a
-       Infección con reovirus.
-       Procesos entéricos que producen malabsorción
-       Igualmente puede ser provocada por  fracturas, trombosis, hemorragias y/o osteomielitis a nivel de placa de crecimiento.
-       Alteración en procesos metabólicos que tienen que ver con la mineralización ósea epifisiaria.

Las aves  que padecen osteocondrosis, cuando se desprende la cabeza  del fémur, presentan síntomas  semejantes  a los de  rotación de la tibia. Las aves presentan cojera o estiramiento de una pata. Adoptan una posición como de "bailarina" cuando se encuentran afectados ambos miembros.

Dos pollos de engorde (De 18 días de edad el de la izquierda y de 32 días el de la derecha) que padecen osteocondrosis; se encuentran postradas, en posición de "bailarina". La posición adquirida por las aves no es exclusiva de de la osteocondrosis. Otras discondroplasias suelen conducir a las aves afectadas a adoptar estas posiciones.
Se ha reportado la presentación de este padecimiento entre el 25 a 50% de aves en parvadas relativamente  sanas.
El doctor Isaac Bittar presentó recientemente en un seminario avícola en la Universidad de Georgia, un interesante trabajo en el que demuestra que por causa de  los problemas de cojeras (Osteodisplasias), por cada millón de pollos se pierden  veinticincomil dólares (US $ 25.000). Un buen porcentaje de estas pérdidas le corresponde a la osteocondrosis.  En Reino Unido,  el 3.3 % de las aves  se descartan por causa de cojeras, muy seguramente una buena parte de esta cifra le corresponde a las osteodisplasias y dentro de ellas a la osteocondrosis. En Brasil los descartes varían entre  1 y 3%

Polla de levante de 13 semanas de edad. La imagen de la derecha corresponde a la osteocondrosis, hallazgo de necropsia.
En un artículo anterior en este mismo blog, se presentan datos de la casuística de  discondroplasia de la tibia.

Creo que la osteocondrosis es, al menos en Colombia, la segunda más importante de las osteodisplasias, después de la discondroplasia de la tibia. Una buena guía para esta afirmación es que de 465 necropsias de aves de diferentes estados productivos (Pollos de engorde en sus diferentes fases, cría y levante en ponedoras y ponedoras en sus estado productivo al igual que en reproductoras) en las que participé en el año 2011, en 153 casos se registró osteocondrosis. En las mismas 465 necropsias, se encontró discondroplasia de la tibia en 108 de los casos.

La osteocondrosis pueden encontrarse en edades muy tempranas. El  caso que se presenta en las imágenes corresponde a un pollo de engorde  de 11 días de edad.
Revisando la información sobre osteodisplasias en general pero sobretodo de osteocondrosis, se encuentra que  hay varios factores que son importantes en la presentación del problema:
-       Los pollos que se producen actualmente, pesan entre  3.9 y 4.6 veces más que los pollos que se criaban en la década de 1950.
-       Hoy día, las aves tienen hueso mas porosos y menos  calcificados , de acuerdo con un estudio de la Universidad de Edimburgo.
-       Los problemas locomotores de las aves están directamente relacionados con  la velocidad de crecimiento.
-       En los problemas locomotores de las aves están comprometidos 8 vitaminas, 6 aminoácidos y 13 minerales. Lo osteocondrosis no es la excepción en cuanto a exigencias en la suplementación y balance de estos componentes.
-       Indiscutiblemente el principal compromiso está dado por la relación calcio-fósforo-vitamina D3 y sus metabolitos.
-        En el pollo, la relación calcio-fósforo debe variar entre  1.8 y 2.2. Se respeta esto?
-        En las raciones no se debe utilizar carbonato de calcio cuando el magnesio es superior a 0.8%
-       El alimento concentrado debe  generar un correcto equilibrio ácido-básico (es decir deben estar balanceados los iones Na (Positivos) y los iones Cl y SO4 (Negativos).
-       Las raciones contienen fitasa, que es una enzima que se encarga de desdoblar el ácido fítico y hacer biodisponible el fósforo del material vegetal. La fitasa no actúa bien cuando:
. El pH del agua es superior A 8
. Cuando hay formaldehido en el alimento o en el agua. Alguien de quienes lean este artículo ha utilizado forlmadehído para controlar algún problema sanitario, como por ejemplo el transito rápido?
. Cuando hay altas temperaturas en la fabricación de alimento peletizado.

-       Los problemas hepáticos tienen un alto impacto sobre  la digestión, metabolismo y almacenamiento de carbohidratos, grasas  y vitaminas. La problemática de hígado graso se presentó en un artículo anterior en este mismo blog.

-       Específicamente la vitamina  D3 debe ser hidroxilada en el hígado, para pasar a la forma activa  25-hidroxivitamina D3. Qué tanto  se altera este  proceso por causa de la frecuencia de hígado graso y de lesiones degenerativas no específicas? Y como consecuencia, que tanto se altera por esta causa, la mineralización de los huesos y como incide sobre la frecuencia de las osteodisplasias?

Cuál es su concepto?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada