Advertencia

De acuerdo con las leyes de la Unión Europea, informo a los visitantes de esta región, que uso coockies en este blog. En muchos casos, dichas leyes exigen que obtenga consentimiento de los lectores de dicha Unión. Así que solicito a los visitantes de la Unión Europea verificar primero (Blogger y Google) las condiciones en las cuales visitan este blog y realizar los trámites preliminares pertinentes.

lunes, 3 de febrero de 2014

Salmonelosis en las aves: Parte III - Paratifoidea aviar

Por: Liliana Revolledo Pizarro. D.V.M., M.Sc., Ph.D.
Fotografías e imágenes: Liliana Revolledo Pizarro. D.V.M., M.Sc., Ph.D.
                                       Bernardo Mejía Arango.  M.V.Z., M.Sc.
Las imágenes incluídas por el responsable del blog van acompañadas de comentarios propios o  de la autora del  material técnico, la doctora Liliana Revolledo Pizarro. Las imágenes y en general el material ilustrativo están protegidas por derechos de autor e identificados según su autoría. Cualquier uso debe tener autorización previa.
Contactos: lrevolledo@globo.com
                  lrevolledo@usp.br


Dra. Liliana Revolledo Pizarro.  D.V.M.,  M.Sc., Ph.D.

En esta ocasión he solicitado autorización a la doctora Liliana Revolledo Pizarro para reproducir algunos de sus artículos sobre Salmonella.  La doctora  Revolledo es  Médica Veterinaria, peruana, egresada de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, tiene un doctorado en Patología Experimental y Comparada (Siempre en el tema patología aviar-Salmonella). Tiene además un post-doctorado en la Universidad de Sao Paulo. Reside en Brasil hace 13 años. La doctora Revolledo es reconocida  como una de las personas con más experiencia en el tema de salmonelosis.

La doctora Liliana Revolledo Pizarro ha aceptado gentilmente mi invitación para participar en el blog. El tema de Salmonella y salmonelosis  aviar es de especial interés y en lo personal  he querido que en este blog, donde se han tratado tantos temas de patología aviar, se exponga lo referente a salmonelosis aviar por una profesional con experiencia. La doctora Revolledo ha presentado en otras entregas en este blog, dos temas siendo el  primero de ellos el relacionado con los conceptos preliminares importantes sobre Salmonella y salmonelosis, el segundo sobre pullorosis  tifoidea aviar. Presento mi agradecimiento a la doctora Revolledo y a continuación damos  curso al  tercero de los temas: Salmonelosis en las aves: Parte III - Paratifoidea aviar.

La paratifoidea aviar es una enfermedad causada por salmonellas móviles que pueden afectar una gran cantidad de hospederos. La Salmonella Enterica, incluye más de 2.500 serotipos, entre ellos a la Salmonella entérica serovar EnteritidisSalmonella enterica serovar Typhimurium, Salmonella enterica serovar Heidelberg, Salmonella enterica serovar Hadar y otras. Desde la década del cincuenta, más de setenta serotipos causantes de infecciones del grupo de la paratifoidea aviar han sido relatadas, teniendo como fuente de infección aves o productos avícolas. La paratifoidea aviar, ganó en estos últimos años mucha importancia, relacionada a su implicación en la salud pública y a los brotes humanos como consecuencia de la ingestión de productos de origen animal contaminados.

Epidemiologia

La Salmonella constituye un género bacteriano difundido mundialmente y con  importancia predominante en la Salud Pública. Esta bacteria es reconocida mundialmente como la mayor causa de diarrea en humanos. Y los productos avícolas han sido identificados como uno de los mayores vehiculizadores de la infección por Salmonella  spp.  En aves existen básicamente dos tipos de infecciones por Salmonella: sistémica y enterica. Esta última constituida por infecciones producidas por la Salmonella Typhimurium, Salmonella Enteritidis, Salmonella Heidelberg y otras. Estas especies son ubicuas y  pueden afectar a cualquier especie, inclusive a las aves y al hombre. Las aves pueden ser asintomáticas, por la colonización entérica de estas bacterias. La susceptibilidad disminuye con la edad y las aves adultas pueden convertirse en portadoras. Sin embargo, en aves jóvenes la S. Entritidis y la S. Typhimurium pueden causar una elevada mortalidad cuando un gran número e bacterias se replican en sus árganos.

En toda la cadena de producción avícola las diferentes salmonelas paratíficas pueden ser encontradas, tanto en aves para carne como para huevos. Una serie de estudios epidemiológicos y reportes alrededor del mundo indican que existen numerosas fuentes de contaminación: las mismas aves, el alimento, el medio ambiente, las incubadoras, los galpones, los mataderos, el personal que trabaja en cualquier parte de la cadena productiva, y otras fuentes pueden ser el origen de la contaminación, y de allí la dificultad para prevenir y controlar la enfermedad, que puede transmitirse tanto horizontal como verticalmente. Es usual en las aves jóvenes ser más susceptibles y la vía de infección es la oral. La colonización intestinal y la invasión de los órganos es más frecuente en aves jóvenes que en adultas. Otro aspecto importante en las infecciones, es que aves adultas contaminadas pueden producir huevos contaminados, teniendo una importancia considerable en la salud pública.

Signos clínicos

Las infecciones producidas por salmonelas paratíficas, están usualmente asociadas con la enfermedad y mortalidad en pollitos, generalmente, en las dos primeras semanas de vida. Los signos durante estas dos primeras semanas pueden ser agravados por la virulencia de la cepa,  la interferencia son factores ambientales, el grado de exposición, las infecciones con otras enfermedades como por ejemplo la coccidiosis, el estrés provocado por algunas prácticas de manejo. La contaminación de los huevos puede llevar a una elevada mortalidad de los embriones durante el período de incubación. Los signos de infección severa están asociados con la septicemia aguda, pudiendo observarse somnolencia, plumas erizadas, y presencia de heces en las alas. La diarrea acuosa es otro de los signos más comunes, resultando en deshidratación y heces secas alrededor de la cloaca. Algunas cepas de S. Enteritidis pueden causa anorexia, diarrea y reducir la producción de huevos.

Lesiones

Las lesiones son indicativas del cuadro, pero no características de la enfermedad. Las aves enfermas que fueron expuesta a cepas altamente virulentas generalmente desarrollan un cuadro agudo, sin lesiones, pero con mortalidad alta. En cuadros subagudos pueden encontrarse focos necróticos en la mucosa intestinal e inflamación.

Algunas veces puede observarse tiflitis con contenido caseoso amarillento, hepatomegalia con focos necróticos y puntos hemorrágicos en el hígado, perihepatitis, pericarditis. En aves adultas la bacteria puede encontrarse en el tracto digestivo sin presencia de lesiones.

Diagnóstico

A pesar de que los signos clínicos pueden sugerir la probabilidad de paratifoidea aviar, el diagnóstico definitivo depende del aislamiento e identificación del agente. Usando métodos de aislamiento convencional, muestras de diferentes orígenes deben ser procesadas: muestras del  medio ambiente, hisopos de arrastre tomados del galpón, hisopos cloacales, muestras de cama, muestras de alimento, de agua y otras. Para el aislamiento de muestras provenientes de las aves, deben preferirse el hígado, bazo, ciegos, vesícula biliar, ovario, oviducto, saco vitelino, y menos frecuentemente pueden utilizarse muestras adicionales de corazón, sangre, riñón, páncreas, líquido sinovial y ojos. En la incubadora, muestras de huevos, cáscara y meconio pueden ser utilizados para el aislamiento e identificación.

Imagen No. 1:  Izquierda:  cultivo microbiológico para Salmonella en pollo de  un día de edad. El cultivo hace parte del control de calidad efectuado a las plantas de incubación. Derecha:  cultivo microbiológico de Salmonella en medio XLT4. Cultivo microbiológico: Gloria Inés Sanchez Londoño, Bacterióloga.


Imagen No. 2:  cultivo  de Salmonella a partir de hisopado de cloaca en medio selectivo  Rappaport-Vassiliadis.

Diferentes medio de cultivo han sido desarrollados para aislar e identificar salmonelas paratíficas. Medios de preenriquecimiento pueden ser utilizados como agua peptonada tamponada o caldo tripticasa-soya. Medios selectivos como caldo tetrationato o caldo Rappaport-Vassiliadis son recomendables, sin embargo, el primero ha demostrado mejores resultados, con más alta frecuencia de aislamiento.

Imagen No  3.  Cultivo de Salmonella a partir de ovario (Izquierda y centro) y de hígado-vesícula biliar, en medio selectivo Rappaport-Vassiliadis.

En relación a los medios de cultivo sólidos, hay muchos disponibles, entre los mejores para aislamiento de salmonelas paratíficas están el XLT4, XLD, agar verde brillante, agar bismuto sulfito y agar entérico Hektoen. A pesar que el agar verde brillante ha sido utilizado con eficacia comprobada  en el aislamiento de Salmonella proveniente de la producción avícola, el XLD y XLT4 han demostrado una alta eficiencia en el aislamiento de salmonelas.

Imagen No. 4. Aislamientos de Salmonella spp. en tres medios de cultivo.

Izquierda: medio XLD (Agar Xilosa-Lisina-Desoxicolato); la degradación de los carbohidratos xilosa, lactosa y sacarosa debido  al metabolismo de la bacteria generan la producción de ácido, haciendo virar el indicador contenido en el medio (Rojo fenol), de rojo a amarillo. El color negro en las colonias se debe a la producción de H
2S.  El agar  XLD es solamente para el aislamiento de Salmonella no tificas. Cultivo microbiológico: Gloria Inés Sanchez Londoño, Bacterióloga.

Centro: medio (XLT4 (Agar Xilosa Lisina Tergitol-4) Es un medio selectivo de aislamiento para la detecciónde Salmonella, excepto para Salmonella Typhi y Paratyphi. El uso de XLT4 incrementa la frecuencia de detección de Salmonella (No Typhi ni Paratyphi) en muestras de aves que contienen una flora rica en otras bacterias contaminantes; el medio permite una diferenciación correcta entre Salmonella y Citrobacter. El medio inhibe inhibe el crecimiento de un amplio espectro de bacterias como Proteus, Pseudomona y Providencia, las que pueden interferir con el crecimiento de la Salmonella
.
http://www.solabia.fr/solabia/produitsDiagnostic.nsf/SW_PROD/89D055C8755C8D2FC12575E4004492C5?opendocument&LG=EN&

Cultivo microbiológico: Gloria Inés Sanchez Londoño, Bacterióloga.

Derecha: cultivo de Salmonella en agar MacConkey;  es un medio de cultivo específico para bacterias Gram negativas y cepas que fermentan lactosa. El color actual del medio con la bacteria en crecimiento se debe precisamente a este crecimiento y fermentación. Cultivos microbiológicos: Gloria Inés Sanchez Londoño, Bacterióloga.






La adición de novobiocina puede ser recomendada para suprimir el crecimiento de algunos organismos competidores. Se recomienda que el crecimiento sea realizado en por lo menos dos medios de cultivo con diferentes indicadores, para diferenciar Salmonella de otros microorganismos. Las metodologías como la utilización de la ISO 6579:2002/Amd1:2007 son las recomendadas especialmente en los programas nacionales de prevención y control y también en los programas de exportación de productos avícolas.

Imagen No. 5.  Actualmente  existen baterías de pruebas bioquímicas que permiten la identificación de Salmonella hasta género. Según se observa  en la imagen, los kits comerciales asignan un número a cada uno de los reactivos en caso de que sea positivo; cada tres grupos de reactivos se genera un número de acuerdo con la suma de los positivos; todos los números de los grupos componen un código que identifica la bacteria; en este saco, el código 6504752 corresponde a Salmonella spp. De acuerdo con lo expuesto por la doctora Liliana Revolledo, en forma posterior al aislamiento, se debe confirmar el serogrupo de cada muestra por la prueba de aglutinación en placa utilizando antisuero polivalente para grupos de antígenos somáticos O, y el serotipo pude ser determinado posteriormente utilizando la misma prueba con antisuero monovalente para un grupo específico y utilizando posteriormente antisueros flagelares (H). Montaje de la técnica: Gloria Inés Sanchez Londoño, Bacterióloga.


Una vez asilada, se debe confirmar el serogrupo de cada muestra por la prueba de aglutinación en placa utilizando antisuero polivalente para grupos de antígenos somáticos O, y el serotipo pude ser determinado posteriormente utilizando la misma prueba con antisuero monovalente para un grupo específico y utilizando posteriormente antisueros flagelares (H). Existen otras pruebas serológicas disponibles como la prueba ELISA, sin embargo actualmente la utilización de métodos moleculares como PCR permiten la identificación específica se segmentos de ADN lo que ha permitido abrir una nueva línea de investigación para detectar características específicas de las salmonelas, como propiedades de virulencia, propiedades bioquímicas y otras.

Imagen No. 6.  Detección de Salmonella mediante una técnica de biología molecular. Se basa en la extracción del DNA a partir de un caldo de cultivo inicial (Arriba, izquierda), las muestras se someten a la acción de un buffer de lisis, se someten al calor (100°C) y luego al frío (-30°C) para producir la lisis bacterial  y captura del material que no es bacteriano, el cual se sedimenta (Arrriba,  centro-derecha); luego se enfrentan con los compuestos  que extraen el DNA de Salmonella (Abajo, derecha y centro) en el caso de que esté presente en la muestra, para generar la producción de ATP; este ATP se somete a su vez a la acción de la enzima luciferasa para ser detectado por  bioluminiscencia (Abajo, izquierda); la gráfica presenta una muestra control positivo (Naranja) y una muestra problema positiva (Color verde). Las casas  comerciales que producen los equipos y los kits garantizan 99% de sensibilidad y especificidad en cuanto a género.   Montaje de la técnica: Javier Parra Daza, Bacteriólogo.                                      

Figura No. 1:  presenta un resumen de la técnica de  extracción y amplificación del   DNA de Salmonella y detección por bioluminiscencia descrito en la imagen No. 6

Tratamiento

La medicación preventiva ha sido utilizada por muchos años para reducir la mortalidad en cuadros agudos de la enfermedad. Como es ampliamente sabido, aves tratadas y recuperadas de la enfermedad permanecen portadoras eliminando la bacteria por las heces y volviéndose una fuente permanente de infección. Ha sido relatada la eficacia de la clortetraciclina en la ración en una proporción de 400ppm durante 12 días, no obstante el tratamiento más difundido es el uso de la enrofloxacina durante 10 días a razón de 10mg/Kg/pv.

Es necesario resaltar, que este antibiótico (Enrofloxacina) fue prohibido en los Estados Unidos para uso en la población  avícola, en cuanto continúa siendo muy utilizada en América latina. Este uso, en algunos casos indiscriminado de drogas ha generado la aparición de cepas resistentes a varios grupos de drogas, por este motivo la OMS ha recomendado el control y la restricción del uso de antimicrobianos en la producción animal.

Es importante resaltar que en los casos que sean indispensables la utilización de antimicrobianos como terapia, debe respetarse los períodos de retiro, con el objetivo de no generar residuos en los productos avícolas. Esto es importante, porque un mismo principio activo puede tener diferentes períodos de retiro, dependiendo de los vehículos utilizados en su formulación y de la especia animal donde son administrados. Una actividad paralela al retiro de los antimicrobianos, sean promotores de crecimiento o terapéuticos, es la mejora  de las condiciones higiénicas de las granjas, así como el manejo dentro de ellas.

Exclusión competitiva

La exclusión competitiva, concepto descrito por la primera vez por Nurmi y Rantala en 1973, después de un brote se Salmonella infantis en Finlandia, implica la prevención de entrada de un agente dentro de un ambiente pre-colonizado. De esta manera la microflora tipo adulto es administrada en aves de un día, con lo cual  los pollitos aceleran el proceso de maduración de la microflora y aumenta su resistencia a la colonización por patógenos intestinales. Los mecanismos del efecto protector no  han sido dilucidados completamente, sin embargo, ha sido propuesto que la microflora nativa ejerce una exclusión competitiva, disminuyendo las bacterias contaminantes en el tracto intestinal de las aves, este mecanismo  ha sido el más aceptado.

Este método es reconocido como la colonización precoz del intestino, donde los microorganismos son excluidos debido a la competencia ejercida por la microflora pre-instalada. El concepto puede ser resumido de la siguiente manera: a) aves de un día se infectan con una única célula de Salmonella; b) aves adultas son resistentes a la infección por la existencia de microflora nativa del intestino, c) la introducción de la microflora de un ave adulta en un ave de un día acelera el proceso de maduración de la microflora y aumenta la resistencia de los pollitos a la colonización.

El control de enteropatógenos puede ser: a) químico: cuando existen grupos bacterianos que a través de  una pared de fimbrias bloquean los locales de adhesión de algunos patógenos entéricos, y otras tienen la capacidad de disminuir el pH por la producción de ácidos grasos volátiles inhibiendo a los patógenos entéricos; b) biológico: debido a los diferentes géneros bacterianos presentes en la EC, que colonizan y se desarrollan, se producen en un ambiente de exclusión casi permanente, que confiere a la mucosa una identidad estructural a la composición bacteriana; c) físico: los productos de exclusión competitiva crean un sistema de integridad espacial, que impide que los patógenos intestinales encuentren un lugar para establecerse; d) bioquímico: muchos microorganismos producen sustancias inhibidoras que permiten mantener un grupo de bacterias en un determinado lugar espacial y nutricional, en el ambiente intestinal.

Prevención y control

Dentro de las acciones dirigidas específicamente a las aves, para el control de la salmonelosis en la crianza comercial, están incluidas además de la Buenas Prácticas de Manejo (BPM) y Buenas Prácticas de Higiene (BPH), el uso de algunas substancias de manera preventiva, que mediante diferentes mecanismos impiden la colonización intestinal durante al crianza, tales como productos de exclusión competitiva  descritos anteriormente, abióticos, acidificantes, prebióticos, probióticos, enzimas y vacunas. Todo este grupo de medidas y compuestos, se han convertido en herramientas imprescindibles en la crianza comercial de aves y una exigencia pata atender las demandas en el comercio local e internacional de productos avícolas.

Es necesario que se invierta en el establecimiento de programas de Salud o Asistencia Veterinaria, y actividades que cubran el monitoreo serológico periódico, control de alimentos e insumos, control microbiológico/físico-químico del agua,  manejo de la cama, control de tránsito de vehículos y personas, control de pájaros y otras aves silvestres, el bienestar de las aves y la rastreabilidad entre otras. No se debe olvidad que como en otras infecciones,la prevención es la herramienta más eficaz para evitar la contaminación e infecciones por Salmonella. Algunos grupos utilizados con mayor  o menor eficacia en la prevención y control de Salmonella se ilustra a continuación.

Abióticos

Sustancias purificadas, como betaglucanos, han sido definidas como abióticas, las cuales adicionados en el alimento pueden regular o influenciar la respuesta inmune innata, contra algunos patógenos como la Salmonella.

El primer reporte de la actividad de estas sustancias en aves fue en 1989, y muchos trabajos en diferentes especies confirman su eficacia. Estas substancias son derivadas de la pared celular de algunos cereales (ej. avena), hongos y levaduras, y potencializan la inmudidad en el tracto digestivo. Recientemente, fue demostrada su eficacia en la prevención de colonización de órganos por Salmonella Enteritidis en aves, con lo cual podrán constituirse en una alternativa eficaz al manejo tradicional de enfermedades entéricas.

Acidificantes

Son principios activos biodegradables muy utilizados en la crianza de aves, aunque su eficacia es controvertida. De todas maneras, la acidificación de los alimentos utilizando una mezcla apropiada permite modular de manera positiva la microflora bacteriana del intestino reduciendo las bacterias patógenas. En el mercado existen diferentes mezclas de ácidos orgánicos micro-encapsulados  con ácidos grasos vegetales, que se cree facilitan la liberación gradual y controlada en el tracto gastrointestinal de las aves. Algunos estudios han relatado el efecto benéfico colocando estos productos como una alternativa eficaz a los promotores del crecimiento.

Estudios recientes indican que se puede estimular la producción  "in situ" de ácidos orgánicos en el ciego de las aves, con  el uso de probióticos y prebióticos, con la formulación adecuada de reacciones, con esto será posible el control de los patógenos entéricos, especialmente Salmonella, con un mejor costo beneficio. Se usan ampliamente para revenir la contaminación por Salmonella con un mejor costo beneficio.

Se usan ampliamente para prevenir  la contaminación por Salmonella en ponedoras y reproductoras. Por otro lado, el uso de los acidificantes puede traer problemas ya que algunos microorganismos podrían desarrollar tolerancia, que parece estar relacionada con aumento en la virulencia.

La capacidad acidificante de un ácido depende principalmente de su constante de disociación, que debe ser reducida, pero también de otros factores den la ración y el medio ambiente intestinal. Es importante mencionar que los ácidos utilizados son  orgánicos, ya que los inorgánicos no pasan a través de las membranas celulares,lo que restringe su actividad antimicrobiana.

Ellos actúan mediante dos mecanismos: la reducción del pH y la actividad antibacteriana. En algunos ensayos con mezclas de ácidos se ha logrado reducir la proporción de huevos sucios.

Enzimas

Las enzimas utilizadas en la  alimentación de monogástricos tienen que resistir y conservar su actividad enzimática, considerable después del proceso de fabricación y  digestión. Los factores que pueden influir sobre  su estabilidad son, entre otros: el origen o microorganismo de origen, el tipo de actividad, el recubrimiento y las condiciones  durante el proceso digestivo y enzimas endógenas. La mayoría de enzimas utilizadas son de origen fúngico, estables a temperatura ambiente pero que se inactivan rápidamente a temperaturas superiores a 60°C, aunque la estabilidad de la enzima es superior cuando se incorpora al alimento  que en solución.

La actividad de la  β-glucanasa aparece menos afectada por la temperatura que la actividad xilanásica. El recubrimiento de las enzimas es un método utilizado para evitar  los problemas de estabilidad a las altas temperaturas que se alcanzan normalmente durante el proceso de granulación. El uso de altos niveles de cereales puede reducir los parámetros productivos como consecuencia directa o indirecta del aumento de la viscosidad intestinal que modifica la velocidad de tránsito en el intestino. Esto en su conjunto altera la secreción de las enzimas digestivas, y modifica la microflora bacteriana.

Como resultado se reducen la energía metabolizable de la dieta y  la digestibilidad de los principales nutrientes. La eficacia de las enzimas sigue dependiendo de una serie de factores: a) el suplemento enzimático debe contener el espectro adecuado de enzimas para neutralizar los efectos anti-nutritivos del sustrato específico; b) el suplemento debe contener el nivel de actividad enzimática adecuada; c) diferentes variedades de cereales o  cosechas contienen diferentes niveles de polisacáridos no amiláceos. Por esto la respuesta a un tratamiento con enzimas varía varía dentro de un mismo cereal y el tipo de grasa adicionada, d) no deben ser inactivados por el procesamiento de la relación, por el pH intestinal o por las enzimas pancreáticas.

En un futuro se deberá diseñar enzimas para disminuir efectos específicos en la microflora. Los AGV resultantes de la hidrólisis de los arabinoxilanos favorecen el crecimiento de bifidobacterias y otras especies, por lo que  reduce el porcentaje relativo de Campylobacter y Clostridium. Varios ensayos han demostrado que las xilanasas reducen la población intestinal de Clostridium  perfringens y de coliformes, Enterococcus y de bacterias en general.

Algunos investigadores  encontraron que la adición de xilanasas por si sola fue tan eficaz como la avilamicina para mejorar los índices productivos y reducir la población de bacterias coliformes; lo mismo al combinar estas enzimas con oligosacáricos o la combinación de ácidos grasos orgánicos con productos de la levadura o con oligosacáridos. También se han encontrado efectos sinérgicos entre xilanasas, ácidos orgánicos y productos de la pared celular de levaduras.

Prebióticos

El concepto fue introducido hace una década y definido como un ingrediente alimenticio no digestible que tiene efectos  benéficos en el hospedero por la estimulación selectiva del crecimiento o de la actividad de una bacteria o un limitado número de ellas. Para que un ingrediente sea considerado como prebiótico tiene que cumplir con los siguientes criterios. a) no debe ser hidrolizado en la primera parte del tracto gastrointestinal; b) ser un substrato selectivo para u na o un limitado número de bacterias; y c) como consecuencia de la alteración de la microflora, ser capaz de tornar e l medio ambiente más saludable. La importancia de uso de estas substancias radica en su viabilidad, ya que toleran las variaciones del ecosistema gastrointestinal.

Los más estudiados son los fructo-oligosacáridos (FOS), los manano-oligosacáridos (MOS) y los xilo-oligosacáricos (XOS). Los oligosacáridos pueden ser de origen natural, pero en su mayoría se obtienen por síntesis o hidrólisis enzimática. Los FOS se obtienen industrialmente a partir de las sacarosa, o por hidrólisis de fructanos de mayor tamaño como la inulina; los XOS, por hidrólisis enzimática de xilanos y los MOS principalmente a partir de  la pared celular de levaduras, aunque también los hay de otros orígenes.

Básicamente, estos productos no digestibles son el sustrato para la microflora beneficiosa en el intestino, bloquean las bacterias patógenas   impidiendo su adherencia  a la superficie de las CEI , estimulan algunas comunidades de microorganismos beneficiosos y pueden modular  la respuesta inmune.

Probióticos

El término probiótico  fue introducido por Lilly y Stilwell en 1965. La definición más utlilizada es la de Fuller que conceptúa los probióticos como aquellos  microorganismos que, adicionados en el alimento, afectan beneficiosamente el equilibrio del ecosistema  intestinal, contribuyendo con la protección contra infecciones gastrointestinales y enfermedades inflamatorias del intestino.

Los géneros Enterococcus, Bacteroides, Eubacterium y especialmene Lactobacillus y Bifidobacterium, están presentes en mezclas de cultivos definidos. Entre los mecanismos de acción descritos para estas substancias, están:

a) Producción de susbstancias antimicrobiales (Bacteriocinas y ácidos grasos volátiles (AGV) que suprimen las poblaciones o especies patógenas.
b) Estímulo inmune de células residentes, especialmente de células presentadoras  de antígenos.
b) Exclusión competitiva, asociada a la competencia por lugares de adhesión
c) Exclusión competitiva, asociado a la competencia  por lugares de adhesión en la mucosa.
d) Competencia de nutrientes
e) Protección de las vellosidades y superficies absorventes contra toxinas irritantes producidas por microorganismos patógenos, permitiendo la regeneración de la mucosa lesionda.

También pueden ser utilizados para restaurar la microflora intestinal después de la antibioterapia. La utilización de probióticos como "promotores de crecimiento" está aumentando, con resultados positivos en la mejora de la ganancia de peso y en la conversión alimenticia.

Han sido utilizados diferentes microorganismos, varias especies de Lactobacillus, Saccharomyces cerevisiae, Aspergillus oryzae, Enterococcus faecium, Bifidobacterium bifidum y otras. En las ponedoras ha sido demostrado el aumento de la resistencia a enfermedades y el efecto positivo sobre la producción de huevos. Los probióticos presentan efectos beneficiosos.

Entre los más importantes pueden mencionarse:

a) Influencia positiva en la microflora intestinal: favorecen el crecimiento de bacterias de la microbiota normal del intestino, manteniendo el equilibrio del medio; b) prevención de infecciones intestinales: interfieren con las bacterias patógenas, previniendo la adherencia y colonización del tracto intestinal; c) Estimulan la inmunidad local: estimulan la producción de IgA secretora en el intestino, que previene la colonización de bacterias patógenas; d) Reducción de reacciones inflamatorias; e) Regulación de la motilidad intestinal: por el balance  entre solutos y líquidos dentro del intestino, regulan la motilidad intestinal, favoreciendo la absorción de nutrientes.

Simbióticos y Eubióticos

Probióticos y prebióticos presentes simultáneamente en un producto es llamado simbiótico o eubiótico. La palabra recuerda a sinergismo y debe ser utilizada para productos en los cuales el  compuesto prebiótico favorece selectivamente el  prebiótico contenido en la fórmula.

Por lo tanto, se favorece la sobrevivencia del prebiótico contenido en la fórmula porque el prebiótico es su substrato específico, por ejemplo un producto conteniendo oligofructosa y una un prebiótico conteniendo bifidobacterias atiende completamente a la definición.

Vacunas

La vacunación es una herramienta eficaz en la prevención de las infecciones por Salmonella, las vacunas disponibles contra salmonelosis pueden ser divididas en tres grandes grupos: vacunas inactivadas conteniendo bacterias completas, vacunas sub-unidades y vacunas vivas atenuadas, las cuales son utilizadas actualmente en aves. La eficacia de las preparaciones de vacunas es evaluada generalmente por el nivel de colonización intestinal y sistémica así como  la mortalidad después de la vacunación.

Sin embargo,el nivel de protección de un biológico depende de otros factores, entre los cuales se pueden mencionar: la cepa de desafío, la vía  de administración, la dosis infectante, la edad o línea de aves utilizada, entre otras. En consecuencia, es difícil comparar la eficacia de las vacunas que actualmente están disponibles para la prevención o el control de  la salmonelosis en aves.

La vacunación en aves como método de prevención y control de Salmonella, está dirigido básicamente a tres aspectos: a) Prevenir o reducir la colonización intestinal; b) prevenir la infección sistémica y; c) Reducir la excreción fecal. Previniendo la infección sistémica se reduce la colonización en el  tracto reproductivo y por lo tanto se previene la transmisión vertical del microorganismo, y reduciendo la colonización intestinal y excreción fecal se reduce la contaminación de la carcasa, huevo y el medio ambiente (cama), relacionada principalmente con la transmisión horizontal de la bacteria.

La vacunación es considerada como un costo adicional en la industria avícola. La decisión  de establecer programas de vacunación debe estar de acuerdo con  la gravedad del problema en la región o área, y con los programas establecidos por  las industrias o por los servicios oficiales, después de un estudio  epidemiológico serio.

En líneas generales, se puede  inferir que cuando la prevalencia de  los lotes es alta, la vacunación puede ser una herramienta muy útil para reducir la prevalencia y excreción de salmonellas, aplicada  junto con las otras acciones dirigidas al control de la salmonelosis en la granja. Cuando la prevalencia es baja la vacunación puede ser utilizada como una medida preventiva  para mantener la baja prevalencia o disminuirla aún más.

Bibliografía consultada
Para mayor información comunicarse con la autora al e-mail lrevoll@usp.br
http://www.actualidadavipecuaria.com/articulos/salmonelosis-en-las-aves-algunos-conceptos-importantes.html

Salmonelosis en las aves: Parte II - Pulorosis y Tifoidea Aviar


Por: Liliana Revolledo Pizarro. D.V.M., M.Sc., Ph.D.
Fotografías e imágenes: Liliana Revolledo Pizarro. D.V.M., M.Sc., Ph.D.
                                       Bernardo Mejía Arango.  M.V.Z., M.Sc.
Las imágenes incluídas por el responsable del blog van acompañadas de comentarios propios o  de la autora del  material técnico, la doctora Liliana Revolledo Pizarro. Las imágenes y en general el material ilustrativo están protegidas por derechos de autor e identificados según su autoría. Cualquier uso debe tener autorización previa.
Contactos: lrevolledo@globo.com
                  lrevolledo@usp.br

Dra. Liliana Revolledo Pizarrro.  D.V.M.,  M.Sc., Ph. D.


En esta ocasión he solicitado la autorización a  la doctora Liliana Revolledo Pizarro para reproducir algunos de sus artículos sobre Salmonella. La doctora Revolledo es Médica Veterinaria,  peruana, egresada de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, tiene un doctorado en Patología Experimental Comparada (Siempre en el tema patología aviar-Salmonella). Tiene además un postodoctorado en la Universidad de Sao Paulo. Reside en Brasil hace 13 años. La doctora Revolledo es reconocida como una de las personas  con más experiencia en el  tema de salmonelosis. 

La  doctora Liliana Pizarro Revolledo, ha aceptado gentilmente mi invitación para participar en el blog. El tema Salmonella y  salmonelosis aviar es de especial interés  y en lo personal he querido que en este blog, donde se  han tratado  tantos temas sobre patología aviar, se exponga lo referente a salmonelosis aviar por una profesional con experiencia. La doctora  Revolledo va a presentar varios temas siendo el segundo de ellos el de pulororis y tifoidea aviar, después de haber tratado los  conceptos preliminares en la  parte I. Presento mi agradecimiento a la doctora Revolledo y a continuación damos curso al  tema II: pullorosis  y tifoidea aviar.

Imagen No. 1. Las aves que se muestran en las fotografías tiene aspecto de aves clínicamente sanas. Si no se  llevan controles sanitarios en las granjas, es importante recordar que en la mayoría de los casos las aves que ha padecido salmonelosis, que se recuperan permanecen como portadoras sin presencia de lesiones.

Salmonella 

Salmonella enterica serovar Gallinarum, biovares gallinanrum y pullorum causan la enfermedad sistémica en las aves, especialmente gallinas y pavos, sin embrago, especies como faisanes,  patos, codornices,  y otras también son susceptibles. Salmonella Gallinarum produce la tifoidea aviar, una infección sistémica que puede afectar aves de cualquier edad. La enfermedad producida por Salmonella Pullorum también es sistémica que puede alcanzar mortalidades altas en aves, pero es menos frecuentemente en animales mayores de una semana.

El agente de la pulorosis fue descrito por la primera vez en 1899 por Rettger, que en 1909 la llamó Bacterium pullorum, denominación que finalmente fue cambiada por Salmonella Pullorum. La enfermedad fue conocida  inicialmente como diarrea blanca bacilar, pero, como se sabe, la diarrea blanca no siempre es un signo clínico evidente.

Salmonella Pullorum y Salmonella Gallinarum son bacterias Gram-negativas que no poseen antígenos flagelares o H, por lo tanto, son inmóviles aunque el crecimiento de algunos tipos de medio favorezca la motilidad en el caso de Salmonella Pullorum4. Su estructura antigénica es 1, 9, 12 y su grupo de clasificación es 0:9, el grupo D de la clasificación de  Kaufmann-White.

EPIDEMIOLOGIA

La Pulorosis es una enfermedad diseminada mundialmente. Su ocurrencia es rara en algunos países donde la programas de erradicación consiguieron un control eficiente. El último brote en los Estados Unidos fue reportado entre 1990  y 199. Otros países de América Latina incluyendo México, continúan reportando brotes de Tifoidea aviar según las informaciones mantenidas en la base de datos de la OIE.

Son enfermedades septicémicas específicas de gallinas y pavos, pudiendo afectar codornices, faisanes, papagallos, canarios y otras aves. Han sido relatadas algunas diferencias de susceptibilidad dependiendo de la línea genética, y las aves ligeras parecen ser más resistentes que las aves pesadas. Otras especies animales también  han sido descritas en infecciones naturales y experimentales con S. Pullorum, entre las que se pueden mencionar chimpancés, conejos,  perros, vacas y ratas silvestres.

En la Pulorosis la mortalidad está limitada a las 2 y 3 semanas de edad, mientras que la Tifoidea aviar es frecuentemente relatada en aves adultas. Han sido reportadas algunas infecciones agudas de Pulorosis en aves viejas, incluyendo pavos y en la mayoría de los casos las aves que se recuperan permanecen como portadoras sin presencia de lesiones. En el caso de la Tifoidea aviar hay relatos de brotes en aves jóvenes con altas mortalidades.

La bacteria puede ser transmitida de diferente manera, aunque las aves infectadas siempre son la fuente más importante de transmisión tanto horizontal como vertical. Por la vía vertical, los huevos se contaminan por la presencia de la bacteria en los óvulos antes de la ovulación. A pesar de no ser  una vía común de transmisión, se han reportado casos de penetración de la bacteria a través de la cáscara del huevo o del consumo de alimentos contaminados.

Imagen No. 2.  En la parte final del  tema I "Salmonelosis en las aves, algunos conceptos importantes", se encuentra  una figura que representa el ciclo básico  de trnasmisión de la Salmonella en  la producción avícola. Es necesario en todo explotación avícola, establecer los puntos críticos de control para detectar e interrumpir  el ciclo de transmisión de la Salmonella.

PATOGENIA

A pesar de la capacidad que tienen todas las salmonellas de sobrevivir y multiplicarse en los órganos, tanto Salmonella Pullorum como Salmonella Gallinarum son agentes patógenos intracelulares capaces de infectar aves y otras especies animales. Como se puede consultar en la parte I, publicada igualmente es este blog, existen tres fases en la salmonelosis sistémica: la de invasión, la de establecimiento de la infección sistémica y la última fase de resolución. Después de la ingestión oral, vía natural de la infección, la bacteria penetra el epitelio de la mucosa del intestino delgado, interactuando con las células del epitelio columnar y de las células M.

La interacción entre el agente patógeno y el epitelio activa la quimitotaxis de las células fagociticas para el lugar de la infección. esta respuesta celular envuelve heterófilos y macrófagos migrando a la superficie de la luz intestinal para eliminar el patógeno bacteriano. Si embrago, Salmonella Pullorum y Salmonella Gallinarum carecen de flagelos, que pueden ser una ventaja al evitar el reconocimiento a través de  TLR5, en el desarrollo de la infección sistémica.

Es importante mencionar que no está clara la contribución del sistema de secreción de tipo III de la isla de patogenicidad 1 (SPI-1) en la fase gastrointestinal de salmonelosis sistémica. A pesar de que la SPI-1 no es necesaria para la infección sistémica, aún es necesario que mayores estudios sean realizados para clarificar su función específica en relación a la virulencia.

La penetración en las células resulta en la presentación de la bacteria en los macrófagos residentes en los folículos o acúmulos linfoides, con la replicación de la bacteria en los macrófagos, quienes tienen un papel importante en la diseminación de la bacteria a los órganos del sistema reticuloendotelial como nódulos linfáticos mesentéricos, hígado, bazo, resultando en una enfermedad septicémica que mata aves jóvenes.

Los sistemas de sobrevivencia de los macrófagos o células dendríticas están relacionadas al sistema de secreción de tipo III de la isla de patogenicidad 2 (SPI-2). Este sistema  inyecta sus efectores en la células hospedera dentro de la vacuola fagocítica, donde el resultado inmediato es la interferencia de la fusión del fagosoma  con los lisosomas. Es por eso que la sobrevivencia dentro de los macrófagos es imprescindible para el desarrollo de las salmonelosis sistémica.

después del establecimiento de la infección sistémica, el ave puede limpiar o controlar la replicación de la bacteria, especialmente en líneas de aves genéticamente resistentes, a través de la inmunidad innata. Si la replicación no se controla, la Salmonella se replica en el hígado y bazo con la lesión consecuente de éstos órganos. El estado de portador o la persistencia de la bacteria  en el hospedero ocurren más frecuentemente con la Salmonella Pullorum y con menor frecuencia para Salmonella Gallinarum y otros serovares. Otros órganos también son infectados, especialmente del del tracto reproductor, que favorece la transmisión vertical a la progenie.

SIGNOS CLÍNICOS

Los signos clínicos de ambas enfermedades son parecidos como resultado de la transmisión transovárica de los agentes. La aves afectadas muestran signos clínicos variables e inespecíficos, incluyendo depresión con tendencia a aglomerarse, dificultad respiratoria, pérdida  o disminución del apetito, con excretas blancas que se adhieren a las plumas alrededor de la claoca. La mortalidad es variada, en casos severos puede llegar al 100%

Imagen No. 3  La "cola sucia" o "empastamiento de cloaca" es una condición relativamente común en  aves. Este estado indica desde luego una allteración en las condiciones sanitarias del intestino, que pueden cursar sola o con lesiones de los órganos internos. Las excretas adheridas a las plumas alrededor de la cloaca, al igual que muchas lesiones de los órganos internos, no son específicas de infección con Salmonella, pero ameritan pruebas complementarias (Cultivo microbiológico, serología) para Salmonella.

En la forma subaguda de la Pulorosis, pueden presentarse problemas en las articulaciones, especialmente en aves en crecimiento, resultando con desarrollo insuficiente.

En aves adultas, la reducción de la producción de huevos puede ser  el único signo de la enfermedad. Las aves afectadas por la enfermedad se vuelven portadoras. Cuando las aves adultas son afectadas por la bacteria, puede haber una reducción de la producción de huevos y disminución de la eclosión; las aves pueden presentar anorexia, diarrea, depresión y deshidratación. En pavos los  signos clínicos pueden incluir, sed, inapetencia, apatía, tendencia a estar separados de aves sanas, diarrea verde o amarillenta.

Las muertes, pueden ocurrir sin signos clínicos, aunque la temperatura corporal puede aumentar algunos grados. La Morbilidad generalmente es más alta que la mortalidad con algunas aves que se recuperan espontáneamente. Aves nacidas de lotes infectados y criadas en las mismas instalaciones presentan menos menos mortalidad que aquellas sometidas al estrés del transporte.

LESIONES MACROSCOPICAS

En los casos hiperagudos, se puede observar que las aves mueren súbitamente sin lesiones aparentes. En casos agudos, pueden existir congestión y aumento de tamaño del hígado, bazo y riñones. El hígado puede presentar focos blanquecinos. El saco vitelino y su contenidos pueden o no revelar anormalidades; en algunos casos puede observarse contenido cremoso o caseoso. Algunas veces, las aves que muestran signos respiratorios pueden presentar nódulos blancos en los pulmones yen el músculo cardíaco que recuerdan la enfermedad de Marek. Nódulos similares pueden ser encontrados en la molleja y en la pared de los ciegos que pueden contener contenido caseoso en su interior. Las alteraciones cardíacas pueden producir congestión pasiva crónica  en el hígado y ascitis. El pericardio puede estar engrosado y contener exudado seroso o fibrinoso amarillento.Algunas aves pueden presentar alteraciones en las articulaciones, con la presencia de un exudado viscoso amarillento.

Imagen No. 3.   Los hígados que se muestran en las fotografías, corresponden a  ponedoras de 78 semanas de edad, provenientes de una granja de 50.000 aves de las cuales el Médico Veterinario responsable de la granja reporta que enfermaron  con síntomas de decaimiento, plumas erizadas y diarrea de color verde;  envió cinco aves al Laboratorio de Diagnóstico para examen de necropsia y complementarios. Las lesiones de necropsia  se presentaron en el hígado, como se ve  en las  fotografías, y ovoperitonitis.   No obstante que las lesiones son bastante sugestivas infección con Salmonella,  no son específicas y  se requiere siempre la confirmación de el diagnóstico presuntivo, mediante el aislamiento.

En aves adultas las lesiones pueden ser imperceptibles, sin embargo, aves portadoras crónicas de la bacteria pueden presentar deformación y óvulos quísticos con contenido oleoso o caseoso. Las alteraciones y la disfunción del ovario y oviducto pueden pueden llevar a ovulaciópn peritoneal y peritonitis. Peritonitis fibrinosa y perihepatitis pueden presentarse con o sin compromiso del tracto reproductor. En Pavos las lesiones son parecidas a las de la gallinas,  aunque es muy difícil aislar la bacteria de lesiones avanzadas.

Imagen No. 4.  No siempre los estados inflamatorios del peritoneo y los ovarios en las aves, corresponden a infección con Salmonella.  De acuerdo con la casuística, encontrar peritontis y ovoperitonitis es bastante frecuente en ponedoras. Es importante  realizar pruebas complementarias  para detectar infección con Salmonella cuando se encuentren este tipo de lesiones.

MICROSCOPICAS

La mayoría de las lesiones histopatológicas han sido descritas a partir de casos de campo. En los casos hiperagudos de la enfermedad solamente han podido observarse cambios vasculares en varios órganos, especialmente en hígado, bazo y riñones.

En casos agudos y subagudos se ha observado necrosis multifocal en los hepatocitos con acúmulo de fibrina e infiltración de heterófilos en el parénquima hepático. Puede haber infiltración peritoneal de heterófilos mezclados con linfocitos y células plasmáticas.

Imagen No. 5.  Tres microfotografías (Hematoxilina-Eosina, 4X, 40X y 100X) en secuencia de lesiones hepáticas correspondientes a las que se describen  y desde luego  se ajusta a infeccióncon Salmonella: necrosis multifocal en los hepatocitos e infiltración (Respuesta inflamatoria) de heterófilos en el parénquima hepático. Estas lesiones no son específicas ni patognomónicas de infección con Salmonella, porque igualmente se pueden observar  en otras infecciones bacteriales que pueden afectar al hígado; deben ser sustentadas con el aislamiento bacterial. Las lesiones en secuencia de la imagen No. 5 corresponden a la evaluación histopatológica de uno de los hígados de la imagen No. 3.

En casos crónicos, especialmente en aquellos que comprometen el corazón, el hígado puede presentar congestión pasiva crónica con fibrosis intersticial. En los casos agudos, el bazo puede presentar congestión severa e hiperplasia del sistema  fagocitico mononuclear en periodos posteriores. El ciego de las aves  puede mostrar necrosis extensa de la mucosa y submucosa, con acúmulos  en la luz de restos necróticos mezclados con fibrina y heterófilos.

Las lesiones más características se presentan en el músculo cardíaco, con necrosis de las fibras miocárdicas, infiltración de heterófilos, linfocitos y células plasmáticas, estas últimas son reemplazadas por histiocitos en las fases posteriores de la enfermedad. También ha sido reportada serositis en diferentes órganos con presencia de heterófilos y fibrina en los cuadros agudos, y de linfocitos, plasmocitos e histiocitos en la fase crónica.

DIAGNOSTICO

El diagnóstico definitivo requiere aislamiento e identificación del agente, así como identificación de la S. Pullorum o S.Gallinarum. Un diagnóstico puede ser realizado basándose en la historia del lote, signos clínicos, lesiones y mortalidad. Una herramienta útil para la detección de la infección son las pruebas serológicas, sin embargo, los resultados negativos no son adecuados para dar un diagnóstico definitivo, por el hecho de que es posible que exista un atraso en la aparición de anticuerpos aglutinantes de entre tres a diez días. de la misma manera los resultados positivos deben ser  interpretados con cuidado por las reacciones cruzadas con otras salmonellas del grupo 09 (grupo D de Kauffman-White),como la Salmonella Enteritidis.

AISLAMIENTO E IDENTIFICACION

Para el aislamiento de la bacteria, se requiere muestras de órganos internos como hígado, bazo, y ciegos. Muestras de folículos ováricos o de líquido sinovial pueden ser utilizadas en lesiones. Caldos enriquecidos o medios selectivos pueden utilizarse cuando los tejidos están en descomposición.

Para la evaluación, a partir de muestras de tracto digestivo, hisopos individuales pueden ser utilizados y colocados en caldo tetrationato verde brillante  ei incubar entre 37 y 42 °C por 24 horas. Puede utilizarse placas de agar verde brillante e icubarlas por 24 horas a 37°C. Colonias sospechosas pueden ser transferidas al agar TSI  o LI e incubar a 37°C por 24 horas. Los cultivos que revelen reacciones típicas deben ser sometidos a pruebas bioquímicas apropiadas, especialmente para reacción de azúcares como muestra el cuadro 1

Cuadro No. 1 Reacciones bioquímicas para diferenciar S. Pullorum y S. Gallinarum.

DIAGNOSTICO SEROLOGICO

varias pruebas serológicas han sido desarrolladas, las más comunes son la prueba rápida de aglutinación  en placa son sangre entera, la seroaglutinación rápida en placa, la algutinación en tubo, la microaglutinación y las pruebas de microantiglobulina. Es probable que las prueba más utilizada sea la de aglutinación en placa con sangre entera, que puede ser utilizada en campo aplicando antígenos coloreados comerciales. esta prueba ha sido empleada con éxito por más de medio siglo en la identificación d elotes infectados por Salmonella Pullorum o Salmonella Gallinarum. En el caso de pavos las pruebas recomendadas son las de aglutinación en tubo o la seroaglutinación en placa, ambas realizadas en el laboratorio, donde el suero es diluido (1:25), mezclado con el antígeno incubado por 20 a 24 horas a 37°C y observado ara aglutinación.

DIAGNOSTICO DIFERENCIAL

Como los signos clínicos  y las lesiones no son patognomónicos de la enfermedad, debe tenerse cuidado porque otras salmonellas también pueden producir lesiones similares, especialmente en el hígado, bazo e intestino. Por  las lesiones pulmonares, debe hacerse el diagnóstico diferencial con Aspergillus y otros hongos. Por las lesiones encontradas en las  articulaciones debe descartarse Mycoplasma synoviae, Staphylococcus aureus y Pasteurella multocida. las lesiones que pueden observarse en los ovarios deben diferenciarse de otras infecciones bacterianas, como colibacilosis, estafilococosis o estreptococosis, entre las más frecuentes e importantes.


TRATAMIENTO

A pesar de que algunos tratamientos con antibióticos son utilizados, es necesario recordar que ningún tratamiento elimina los portadores, pues la única manera eficaz de eliminar los portadores es mediante el sacrificio de las aves positivas. Varias sulfonamidas han sido utilizadas con diferente éxito, sin embargo algunos efectos negativos pueden ser observados en la producción de huevos, así como el consumo de ración de agua. En el caso de la Pulorosis, la pulverización de  huevos con sulfato de neomicina antes de incubar ha ayudado en el control de la pulorosis en pollitos. Para la Tifoidea aviar, sumergir los huevos en solución de gentamicina de entre 400 a 800 ppm puede auxiliar en el programa de control.

PREVENCION Y CONTROL

Los programas de control y erradicación en los países están basados en la identificación y descarte de  las aves serológicamente positivas de un lote. las crianzas de abuelas y reproductoras deben estar obligatoriamente libres de la bacteria, evitándose así la perpetuación de la misma y la  infección de las aves domésticas de vida libre por mecanismos de transmisión horizontal y vertical.

En muchos países la erradicación de Salmonella Pullorum y la Salmonella Gallinarum fue alcanzada mediante la  utilización de las medidas de profilaxis seguida de acciones de  vigilancia epidemiológica, como exámenes serológicos y sacrificio obligatorio de lotes de granjas afectadas.

Una de las medidas más importantes es la  eliminación de portadores, por ello, es necesario recordar que los portadores mantienen en estado de latencia a la bacteria, la cual es reactiva durante períodos de estrés. Para un anejo adecuado deben tenerse en consideración los siguientes criterios:


  1. Las aves deben ser obtenidas de fuentes seguras que sean libres de Salmonella Pullorum y Gallinarum.
  2. No mezclar aves de diferente o rigen
  3. Las aves deben ser colocadas en ambientes limpios y desinfectados, con prueba negativa para Salmonella.
  4. La introducción de otras fuentes debe ser minimizada estableciéndose criterios de bioseguridad adecuados.
  5. La ración debe ser formulada con ingredientes comprobadamente libres de Salmonella, y el producto final debe resultar negativo a esta bacteria de acuerdo con la prueba correspondiente.
  6. Las granjas y galpones deben ser seguros e impedir la entrada de aves de vida libre.
  7. Debe existir un  programa de control de  roedores e insectos, realizado de manera periódica.
  8. Las fuentes de agua deben ser probadas y mantenidas libres de Salmonella.
  9. Debe existir un programa adecuado de aves muertas.
Como la Pulorosis ha desaparecido casi de la mayoría de  países, muy poco se ha trabajado en relación con vacunas para su control. Por otro lado, la Tifoidea aviar y los brotes ocurridos en algunos países  en diferentes regiones del mundo, han justificado la investigación de algunos productos vacunales. Algunas vacunas como la cepa rugosa 9R, o con proteínas de membrana externa, mutantes, o curadas para plásmido de virulencia, entre otras, han sido probadas con resultados variables en la protección de la Tifoidea aviar

BIBLIOGRAFIA CONSULTADA

Para mayor información comunicarse con la autora al mail: lrevoll@usp.br
http://www.actualidadavipecuaria.com/articulos/salmonelosis-en-las-aves-algunos-conceptos-importantes.html

Salmonelosis en las aves. Parte I. Algunos conceptos importantes.


Por: Liliana Revolledo Pizarro. D.V.M., M.Sc., Ph.D.
Fotografías e imágenes: Liliana Revolledo Pizarro. D.V.M., M.Sc., Ph.D.
                                       Bernardo Mejía Arango.  M.V.Z., M.Sc.
Las imágenes incluídas por el responsable del blog van acompañadas de comentarios propios o  de la autora del  material técnico, la doctora Liliana Revolledo Pizarro. Las imágenes y en general el material ilustrativo están protegidas por derechos de autor e identificados según su autoría. Cualquier uso debe tener autorización previa.
Contactos: lrevolledo@globo.com
                  lrevolledo@usp.br

Dra. Liliana Revolledo Pizarro. D.V.M.,  M.Sc., Ph.D.

En esta ocasión he solicitado autorización a la doctora Liliana Revolledo Pizarro para reproducir algunos de sus artículos sobre Salmonella.  La doctora  Revolledo es  Médica Veterinaria, peruana, egresada de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, tiene un doctorado en Patología Experimental y Comparada (Siempre en el tema patología aviar-Salmonella). Tiene además un post-doctorado en la Universidad de Sao Paulo. Reside en Brasil hace 13 años. La doctora Revolledo es reconocida  como una de las personas con más experiencia en el tema de salmonelosis.

La doctora Liliana Revolledo Pizarro ha aceptado gentilmente mi invitación para participar en el blog. El tema de Salmonella y salmonelosis  aviar es de especial interés y en lo personal  he querido que en este blog, donde se han tratado tantos temas de patología aviar, se exponga lo referente a salmonelosis aviar por una profesional con experiencia. La doctora Revolledo va a presentar varios temas siendo el  primero de ellos el relacionado con los conceptos preliminares importantes sobre Salmonela y salmonelosis. Presento mi agradecimiento a la doctora Revolledo y a continuación damos  curso al tema I: Salmonelosis en las aves, algunos conceptos importantes.

Imagen No. 1.  De acuerdo con lo expuesto por la doctora Revolledo (Parte II), en la Pulorosis la mortalidad está limitada a las 2 y 3 semanas de edad, mientras que la Tifoidea aviar es frecuentemente relatada en aves adultas. Han sido reportadas algunas infecciones agudas de Pulorosis en aves viejas, incluyendo pavos y en la mayoría de los casos las aves que se recuperan permanecen como portadoras sin presencia de lesiones.

La Salmonella constituye un genero bacteriano difundido mundialmente y con importancia predominante en la salud pública (Rabsch et al., 2001; Karasova et al.; 2009; Lynne et al., 2009). Esta bacteria es reconocida mundialmente como la mayor causa de diarrea en humanos, siendo los productos avícolas uno de los mayores vehículos de la infección por Salmonella spp.

En aves  existen básicamente dos tipos de infecciones por Salmonella, sistémica y entérica. Infecciones sistémicas con Salmonella Pullorum y Salmonella Gallinarum representaron durante muchos años un serio problema en la industria avícola. Estos agentes fueron controlados y erradicados en muchos países, gracias a programas oficiales de prevención y control, que fueron implementados en algunos países como resultado de la globalización y de la apertura de los mercados. Salmonella Typhymurium, Salmonella Enteritidis, Salmonella Heidelberg y otras son especies ubicuas no tifoides que pueden afectar cualquier especie, inclusive aves y el hombre. Las aves pueden ser asintomáticas, por la colonización entérica de estas bacterias. La susceptibilidad disminuye con la edad y las aves adultas pueden convertirse en portadoras (Sadeyen et al., 2004).

Salmonella entérica es un microorganismo Gram-negativo ampliamente difundido. Son capaces de infectar al hombre y una lista extensa de especies animales. En las aves, la Salmonella Pullorum (Pulorosis) y la Salmonella  Gallinarum (Tifosis aviar) determinan las enfermedades clínicas características que pueden producir grandes perjuicios a la industria avícola. Estas dos salmonelas son hospederos-especificas en el caso de las aves, igual que otras que afectan especies  como Salmonella Typhi y Salmonella Parathyphi en humanos, Salmonella Cholera-suis en cerdos y Salmonella Dublin en bovinos.

Por otro lado, están las salmonelas paratíficas que no son específicas de un hospedero, y que pueden afectar varios de ellos, entre estas se pueden mencionar la Salmonella Thyphimurium, Salmonella Enteritidis, Salmonella Heidelberg y otras, que son capaces de colonizar el tracto gastrointestinal de diferentes especies. En las aves persisten en el intestino, sin signos clínicos, invaden la corriente sanguínea y llegan a diferentes órganos internos, favoreciendo la contaminación de carcasas y de huevos.

A continuación se describen algunas características que son comunes tanto para las salmonelas hospedero-específicas como a las hospedero-inespecíficas e las aves, poniendo énfasis en la colonización, algunos mecanismos generales de patogenicidad, el ciclo e transmisión en la producción de aves, la inmunidad, incluyendo algunas pequeñas diferencias que se incluyen en cada uno de los acápites específicos. Posteriormente el capítulos se subdivide, para una mejor comprensión, en Pulorosis, Tifoidea aviar y Paratifoidea de las aves.

Colonización del tracto gastrointestinal

El primer paso para lo colonización de la bacteria es la asociación física al epitelio. La adherencia de las células microbianas a las adhesinas superficiales es un fenómeno fundamental en las infecciones microbianas y en la patogenia. El epitelio intestinal representa una interfase entre el medio ambiente externo y el interno, considerándose la mayor vía de entrada de patógenos. No existe mucha información disponible relacionada a cómo la Salmonella coloniza el tracto digestivo de las aves. Uno de ellos es la capacidad de multiplicarse en el contenido intestinal, migrar a través de la mucosa, adherirse e invadir el epitelio. Esta interacción es esquematizada en la Figura 1

Figura 1.  El epitelio intestinal representa una interfase entre el medio ambiente externo y el interno, considerándose la mayor vía de entrada de patógenos. No existe mucha información disponible relacionada a cómo la Salmonella coloniza el tracto digestivo de las aves. Uno de ellos es la capacidad de multiplicarse en el contenido intestinal, migrar a través de la mucosa, adherirse e invadir el epitelio.


La adhesión física fue sugerida como un mecanismo de colonización intestinal y hay evidencias que las fimbrias promueven la colonización intestinal. Algunos serotipos colonizan las eficientemente que otros (Smith & Tucker, 1980; Barrow et al., 1988), y ha sido sugerida la activación de algunos genes que permitan mecanismos alternativos de colonización.

La susceptibilidad de las aves a la colonización puede ser afectada por diferentes factores, entre los más importantes podemos mencionar: a) aves jóvenes son más susceptibles que aves adultas; b) es dependiente de la cepa y dosis de desafío; c) estado de salud de las aves; d) competencia con otras bacterias; e) Agentes estresantes aumentan  la susceptibilidad; f) genética y  herencia de genes de resistencia han sido propuestos; y g) productos que alteran la microflora normal (Barrow et al, 1988).

Algunos mecanismos importantes de patogenicidad

En las aves las salmonellas hospederoespecíficas, como Salmonella entérica serovar Gallinarum causa enfermedad sistémica después de la colonización intestinal. Contrariamente, las salmonelas de varios hospederos como  Salmonella entérica serovar Gallinarum causa enfermedad sistémica después de la colonización intestinal, contrariamente de las salmonellas de varios hospederos como Salmonella entérica serovar Thyphimurium o Enteritidis pueden persistir en el tracto digestivo y por muchos meses sin evidenciar signos clínicos, con excepción de aves jóvenes donde se ha reportado altas mortalidades (Barrow wt al., 1987). En el caso de Salmonella Pullorum, el mecanismo por el cual la bacteria  persiste en las aves aún no ha sido dilucidado, sin embargo, la sobrevivencia dentro de los macrófagos es  un evento crucial en la persistencia de la infección (Wigley et al., 2001) y la isla de patogenicidad 2 relacionada al sistema de secreción tipo III es necesaria para la persistencia (Wigley et al., 2002); características que también se pueden aplicar a la Salmonella Gallinarum por su similitud a nivel genómico.

En los mamíferos, la infección oral con Salmonella está caracterizada por la interacción inicial de la bacteria en el tracto digestivo mayormente a través de las células M (Jepson & Clark, 2001) y las células epiteliales (Philpott et al., 2001). Después de si ingreso al organismo del hospedero, la Salmonella inicia su ciclo de infección invadiendo el tejido linfoide, incluyendo el  tejido linfoide asociado al intestino y las tonsilas cecales en las aves, se adhiere a las células epiteliales intestinales del intestino delgado y a las células M (Figura 1), que por su ausencia de borde en cepillo representa una puerta de acceso ideal para las enterobacterias (Jensen et al., 1998;  Jepson y Clark, 1998; Kerneis et al., 1997). Su capacidad de  invadir las células epiteliales intestinales que nos son fagocíticas, le asegura un nicho celular protegido para que el microbio se replique y persista en el hospedero, induciendo en ellas por la acción de proteínas efectoras algunos rearreglos en el citoesqueleto que le permiten  su ingreso (Galán, 1996; Gosney et al., 1999).

La Salmonella produce efectos citotóxicos que resultan en la destrucción de las células M y la invasión de los enterocitos adyacentes, induce apoptosis de los macrófagos activados y fagocitosis inducida en los macrófagos no activados para poder ser transportada al hígado y bazo (Chen et al., 1996, Cotter y DiRita, 2000;  Hersh et al., 1999; Monack et al., 2000). Salmonella enterica serovar Typhimurium puede llegar al hígado y bazo por la ruta alternativa que no requiere colonización intestinal o invasión de las células  epiteliales intestinales,  siendo capaz de transferirse de la luz intestinal a la circulación y órganos  por fagocitos que expresan CD18 (Cotter &DiRita, 2000; Vasquez-Torrres et al., 1999).

Cuadro No. 1  Diferencias entre la infección sistémica hospedero-específica y la infección por salmonellas paratificas.


Los estudios realizados en algunas salmonelas han permitido secuenciar algunos genomas completos, lo que ha sido de gran utilidad para estudios de epidemiología, especificidad del hospedero y patogénesis al detectar la presencia de pseudogenes, profagos funcionales,  islas e islotes de patogenicidad y sistemas de secreción. Por ejemplo, las islas de patogenicidad están constituidas por un grupo de genes envueltos en la codificación de factores específicos de virulencia (Blanc-Portard et al., 1999).

Existen descritos diecisiete islas de patogenicidad (SPI-1 a SPI-17), las más estudiadas son las SPI-1 y SPI-2. Las islas de patogenicidad 1 y 2 son los dos mayores determinantes de virulencia de S. entérica (Dieye et al., 2009), porque codifican los sistemas de secreción de tipo III. La isla de patogenicidad SPI-1 promueve la invasión de  las células epiteliales intestinales y la iniciación de la respuesta inflamatoria en el tracto intestinal, asimismo, está envuelta en la sobrevivencia y persistencia de la bacteria a nivel sistémico del hospedero (Brawn et al., 2007; Steele-Mortimer et al., 2002). En relación a la SPI-2, la primera actividad descrita fue la supervivencia y replicación bacteriana en los compartimentos intracelulares de fagocitos que constituyen los mayores reservorios para la diseminación de la bacteria sistemicamente en los órganos del  hospedero (Valdivia & Falkow, 1997; Dieye et al., 2009). La proteína invA dependiente del gen de invasión (InvA) es considerada una de las más importantes para el ensamblaje del SSTIII. Se ha discutido también que las salmonelas difieren en la habilidad de multiplicarse dentro de varios tipos celulares, y que esta bacteria puede escoger no replicar en ciertos tipos celulares (García-del Portillo, 2001).

Los sistemas de secreción de tipo III forman unas organelas que permiten la inyección de proteínas efectoras directamente en el citoplasma de las células del hospedero (Waterman & Holden, 2003, Galán, 2001).

Las informaciones resumidas, descritas anteriormente, muestran lo complejo de la  patogenia de la Salmonella, y también proporcionan una idea clara de que muchos factores están envueltos en la patogenia de la bacteria, y que la expresión de las  proteínas efectoras en el hospedero asociadas a los sistemas de secreción de tipo III son determinantes de virulencia.

Imagen No. 2.  Los controles de calidad del pollito de un día son importantes, desde luego  que deben incluir  en el contro de calidad, el control microbiológico y el intento de aislamiento  de Salmonella spp. Son importantes para el aseguramiento de la calidad, junto con otras medidas sanitarias, que deben incluir todo el sistema de alistamiento de la granja junto con las medidas de buenas prácticas de manejo durante el ciclo de producción (Ver figura 1 al final de este artículo). La fotografía de la derecha corresponde a aislamiento de Salmonella spp. en  medio XLT4 (Lisina Xilosa Tergitol-4), cultivada por la Bacterióloga Gloria Inés Sanchez Londoño.

Inmunidad ante la infección

Cuando se inicia una infección en la mucosa por un patógeno intracelular, a pesar de existir la activación de la inmunidad innata, el resultado final es la inducción de la inmunidad mediada por células, acompañada de los síntesis de SIgA específica, que proporcionan una importante primera barrera de defensa contra la invasión de los tejidos más profundos (Van Ginkel et al., 2000). En el caso de Salmonella, ésta llega al intestino y entra por las células epiteliales o las células M que carecen del borde en cepillo, favoreciendo la entrada de patógenos entéricos (Jepson & Clark, 1998; Kerneis et al., 1997), y como la bacteria posee tres tipos de sistemas de secreción, puede entrar en contacto fácilmente con la membrana plasmática e inducir su propia fagocitosis.

Un segundo sistema para la entrada de la bacteria es mediado por células dendríticas que expresan unas proteínas que se ligan estrechamente y extienden dendritas entre las células epiteliales para captar directamente la bacteria (Rescigno et al., 2001). También puede ser transportada del tracto gastrointestinal a la corriente sanguínea directamente por fagocitos CD18+ (Vásquez-Torres et al., 1999).

Estos mecanismos están asociados a la especie de hospedero y al serotipo de Salmonella que infecta el hospedero (Barrow, 2007; Van Immerseel, 2005). Otros factores podrían influenciar la respuesta inmune, como el estado inmunológico del hospedero, el microambiente intestinal y su equilibrio.

Esto ha sido demostrado en varias investigaciones, donde se ha concluido  que la invasión por Salmonella Enteritidis y S. Typhimurium produce en las células de las aves una expresión de citoquinas que inducen una respuesta inflamatoria y limitan la diseminación de la bacteria en el intestino; contrariamente a este hecho S. Gallinarum no induce  respuesta inflamatoria, por lo que no es limitada localmente por  el sistema inmune, produciendo la enfermedad sistémica. Así ha sido sugerido que los flagelos y el SPI-1  están asociados con la inflamación intestinal; y que la ausencia de flagelos en las salmonelas específicas de aves puede ser una herramienta ventajosa para evitar el reconocimiento por los TLR5 y desarrollar así la infección sistémica a través de una estrategia "cautelosa" de estas bacterias (Chappell et al., 2009).

Se ha sugerido que la inmunidad local en el intestino o en el tejido linfoide asociado (GALT) debe tener un papel importante en la protección adquirida contra la salmonelosis (Mastroeni & Manager, 2003) Esto ha sido confirmado por Salazar-González et al. (2006) que encontraron una subpoblación de células dendríticas que expresan un receptor de quimiocina CCR6+, indispensable para activar células T específicas anti-Salmonella.

A pesar de las diferencias entre  los mamíferos y las aves, es probable que mediadores y poblaciones de células similares estén envueltos en las infecciones por Salmonella en las aves. Cabe mencionar que la activación de células T por las células dendríticas es un evento crítico en la iniciación de la respuesta inmune adquirida y la protección contra enteropatógenos. Además del componente, existen muchos mediadores involucrados en el control de las cepas patogénicas de Salmonella, como IFN-Y, TNF- requeridos  entre otras funciones para la activación de macrófagos; IL-12 y IL-18, substancias críticas en la activación de células T, en especial la subpoblación Th1.

Históricamente, las citocinas derivadas de linfocitos ayudadores TH2 fueron consideradas esenciales para la respuesta de anticuerpos, sin embargo, la respuesta de anticuerpos SIgA puede ser inducida también por respuestas dominadas por linfocitos TH1, como es observado específicamente con algunos patógenos intracelulares como Salmonella en el tracto intestinal (VanCott et al., 1996), esto permite sugerir que existe una interacción en el ecosistema intestinal durante la infección, que finalmente, activa la inmunidad mediada por células para la eliminación del  patógeno intracelular, y que al mismo tiempo activa la inmunidad humoral mediada por IgA secretora a nivel de la mucosa intestinal, proporcionando una barrera contra la colonización de la bacteria.

Figura 2. Ciclo básico de transmisión  de Salmonella spp. en la  producción avícola.

Bibliografía consultada
Para mayor información, comunicarse con la autora de este trabajo al correo lrevoll@usp.br
http://www.actualidadavipecuaria.com/articulos/salmonelosis-en-las-aves-algunos-conceptos-importantes.html